San Lucas, médico

San Lucas médico

Atribuido a Juan de Sevilla (fl.1401-1435). San Lucas
Museo del Prado. Madrid

El 18 de octubre se celebra en España y otros países la festividad de San Lucas, patrón de los médicos y de los estudiantes de Medicina.

Lucas, al que San Pablo -su maestro en la fe de Cristo– llamó “el médico amado” (1Col 4:14), era de origen griego, natural de Antioquía (en la Turquía actual) que en aquel tiempo formaba parte del Imperio Romano. Su formación médica helenística queda patente -según sus historiadores- en sus escritos conocidos, el tercer Evangelio sinóptico y los Hechos de los Apóstoles. Se dice que también fue pintor, y que llegó a retratar a la Virgen María. Por eso, en la iconografía del santo patrón de los médicos no es raro verle representado, además de con sus atributos como evangelista (el toro, fundamentalmente) como pintor de la Virgen. Médico, escritor, historiador y pintor, se le puede considerar, por tanto, como uno de los primeros médicos humanistas de los que tenemos noticia.

Sin embargo -como han hecho notar el profesor Bureo Dacal y la profesora López Campuzano– “la representación iconográfica de San Lucas como profesional de la medicina es muy escasa.” Por eso, me parece de especial interés la obra que encabeza esta entrada, una pintura al temple sobre tabla, de 161 x 155 centímetros, perteneciente al Museo del Prado, atribuida -aunque no con certeza absoluta- a Juan de Sevilla. La valoración artística de esta tabla goticista que se asoma a un Renacimiento incipiente me gustaría que la hicieran los expertos en arte que se asoman a este blog. Pero, desde el punto de vista médico, no debo dejar de llamar la atención sobre el acto que representa. No es un milagro, como ocurre en tantos y tantos cuadros de “santos médicos”. Aquí San Lucas, utilizando el instrumental quirúrgico que aparece sobre la mesa de trabajo, atiende a los pacientes de su consulta, y lo vemos curando a uno de ellos con esmero -más aún- con amor. Porque, como decía el profesor Laín Entralgo, el acto médico “…es un acto de amor.”(1)

En 1958, la escritora anglo-americana Taylor Caldwell publicó la novela Dear and Glorius Physician, que en español se titularía Médico de Cuerpos y Almas, con Lucas como protagonista. Son más de setecientas páginas, pero merecen leerse.

Buscando información para esta entrada encontré un post sobre San Lucas en el magnífico blog de la doctora Renata Calheiros Viana: Arte Médica. Te lo recomiendo.

Referencias bibliográficas

(1) LAÍN ENTRALGO, Pedro (1964): La relación médico-enfermo. Historia y teoría. Madrid, Revista de Occidente: 25.

¡Feliz Navidad!

Un año más, gracias a Dios, llega la Navidad y, aunque los “rafaeles simancas” de turno y otros cortos de mente como él abominen de nuestra tradición, yo no voy a dejar de felicitar a la gente que quiero, y a quien venga a este sitio, con imágenes que nos recuerdan el auténtico significado de lo que celebramos. Como aún faltan unos días hasta la Nochebuena, el 24 de diciembre, posiblemente, no será la única; pero empiezo con esta imagen, que tiene algo especial… ¿Lo ves?

Discípulo de Jan Joest van Kalkar. La Adoración del Niño Jesús (c.1515) Óleo sobre tabla. 104,1 x 71,8 The Metropolitan Museum of Art. New York

Discípulo de Jan Joest van Kalkar. La Adoración del Niño Jesús (c.1515)
Óleo sobre tabla. 104,1 x 71,8
The Metropolitan Museum of Art. New York

Yo vi este cuadro por primera vez en el muy recomendable blog de la doctora Renata Calheiros Viana, Arte Médica, y ya lo he comentado en Medicina, Historia y Arte. Sin embargo, no me resisto a utilizarlo otra vez para desearte a ti, que ahora estás aquí, todo lo mejor en esta Navidad y compartir contigo la preciosa pieza navideña que nos regaló Arcángelo Corelli.