El granadino Federico Olóriz Aguilera (1855-1912): Catedrático de Anatomía, pionero de la Antropología Médica en España y creador del primer sistema de identificación dactilar usado en nuestro país

El granadino Federico Olóriz Aguilera (1855-1912): Catedrático de Anatomía, pionero de la Antropología Médica en España y creador del primer sistema de identificación dactilar usado en nuestro país

“Don Federico Olóriz Aguilera nació en Granada el día 9 de octubre de 1855 en el seno de una familia modesta. Su padre, después de intentar hacer estudios superiores, de Medicina precisamente, fracasó en el empeño y arrastró definitivamente una vida de empleado modesto, frecuentemente cesante.

El hijo hizo los estudios de Bachillerato en el Instituto de Granada. Los culminó en 1872. Seguidamente ingresó en la Facultad de Medicina granadina, donde fue Alumno interno. Obtuvo el título de Licenciado en 1875, con premio extraordinario, tras haber logrado las calificaciones más brillantes en todos los Cursos y asignaturas.

Inmediatamente de finalizar sus estudios consiguió, por oposición, una plaza de Ayudante de clases prácticas en Anatomía. Después, en 1877, en la Universidad Central (Madrid) obtuvo el título de Doctor en Medicina y Cirugía. En la Facultad de Granada fue nombrado Profesor clínico por oposición, y después Auxiliar honorario. Estuvo encargado, a continuación, de tres Cursos completos de Anatomía descriptiva y Disección y otros tres largos en las Cátedras de Patología y Clínica Quirúrgica e Higiene privada y pública.

En 1882 dio la enseñanza completa en una Cátedra libre de Histología normal y varios Cursos de Anatomía. Ya, dos años antes, había participado como opositor a la Cátedra de Anatomía descriptiva y general de la Facultad de Granada, aprobando todos los ejercicios. El 20 de junio de 1883 triunfó rotundamente (pese a la fuerte competencia de varios coopositores) en las oposiciones a la Cátedra de Anatomía descriptiva y general de Madrid, confirmando así el merecido renombre de que ya gozaba como Anatómico y Profesor.

En Madrid rápidamente creció su prestigio como científico, irradiado desde la Facultad de Medicina, donde pronto figuró como uno de sus Profesores más representativos. En consecuencia, era requerido frecuentemente por Sociedades científicas de la capital y de toda España, y pronto del extranjero.

Fundó y dirigió un magnifico gabinete de Antropología en la Facultad, con Cursos prácticos de Antropometría y otras materias, y ordenó las magníficas colecciones del Museo del Dr. Velasco.

Socio de número de la Academia Médico-Quirúrgica y Presidente de la Sección de Histología. Miembro de la Junta Superior de Prisiones. Juez en muchas oposiciones a Cátedras de diversas materias. Conferencias y Cursos múltiples en Ateneos y Academias. Colaborador asiduo en la prensa profesional. Autor del «Manual de Técnica Anatómica» y colaborador del «Compendio de Anatomía humana», del Dr. Calleja. Como conferenciante y Profesor «cautivaba par la claridad, elegancia y gracia del discurso», según afirmaba alguno de sus contemporáneos.

En la Real Academia de Medicina fue elegido como numerario en la sesión de 7 de marzo de 1889, a propuesta de los Académicos Doctores Maestre de San Juan, Colmeiro e Iglesias. Ingresó el 24 de mayo de 1896 con la Medalla núm. 10 y ocupó la vacante por deceso del Dr. Martínez Molina. Quedó adscrito a la Sección de Anatomía y no faltaba nunca a las sesiones científicas y otros actos corporativos, interviniendo en aquellas oportuna y brillantemente.

Afectado por un proceso crónico y penoso de localización intestinal, el gran anatómico y científico murió, con escasa diferencia de semanas del Dr. Ribera, su fraternal amigo. Ello acaeció el 28 de febrero de 1912, verdadero día de luto para la Universidad española y para todo el país.”

Así resumía Valentín Matilla Gómez, en su libro 202 Biografías Académicas (1987), los principales méritos de Olóriz, que copio literalmente de la página que dedica la Real Academia Nacional de Medicina al ilustre médico granadino que ingresó en la misma, el 24 de mayo de 1896, con un discurso sobre “La talla humana humana en España“. No se olvida el Secretario General Perpetuo e historiador de la Academia de citar la excelente trayectoria de Federico Olóriz como alumno y profesor, sus brillantes oposiciones a la Cátedra de Anatomía de Madrid en 1883, el mismo año que Ramón y Cajal ganó la de Valencia, ni su labor como iniciador de la Antropología Médica en España. Famosa entre los especialistas es su “Colección de cráneos” que se encuentra depositada en el Museo del Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Pero no menciona el Profesor Matilla la aportación a la ciencia forense y a la criminalística de Federico Olóriz Aguilera.

Federico Olóriz Aguilera (1855-1912)

Federico Olóriz Aguilera (1855-1912)

.

Aunque reconocido en su época por su labor docente e investigadora, posiblemente hoy se hablaría poco sobre Federico Olóriz si no hubiera sido el creador del sistema de identificación dactilar usado en España y Portugal antes de la llegada de los sistemas informáticos. Un método basado en los trabajos del argentino Juan Vucetich.

Fotografía de Juan Vucetich y portada de su libro "Dactiloscopia comparada" (1904)

Fotografía de Juan Vucetich y portada de su libro “Dactiloscopia comparada” (1904)

.

De todo ello (y algunas cosas más) nos habla el Profesor Miguel Guirao, Catedrático de Anatomía de la Universidad de Granada, en un breve pero interesante vídeo de RTVE, al que se puede acceder directamente pulsando sobre el siguiente enlace:

Federico Olóriz: Un antropólogo que dejó huella

Precisamente Miguel Guirao Piñeyro, junto con su padre, el ya fallecido Miguel Guirao Pérez, son los autores del libro más recomendable sobre Olóriz, editado por Comares (2008): Federico Olóriz Aguilera. Biografía íntima del Profesor.

Federico Olóriz falleció en Madrid, a los 56 años de edad, el 28 de febrero de 1912. La causa de su muerte se había atribuido a una “enfermedad crónica” o al cáncer de colon… Recientemente, Fernando Girón Irueste y Miguel Guirao Piñeyro han publicado en Actualidad Médica “que desarrolló un cáncer de próstata, con metástasis óseas e intestinales.” Al cumplirse el centenario de su muerte, en 2012, sus restos fueron trasladados desde el madrileño cementerio de La Almudena a su ciudad natal donde ahora reposan en el Panteón de Personas Ilustres del Cementerio de Granada.

Ha fallecido Luis S. Granjel

Ha fallecido Luis S. Granjel

Ayer sábado, 29 de noviembre de 2014, a la edad de 94 años, ha fallecido en Salamanca don Luis S. Granjel (q.e.p.d.), una de las más grandes figuras de la Historia de la Medicina española y universal.

En su memoria, inserto a continuación su página en la web de la Real Academia Nacional de Medicina, a la que se puede acceder, directamente, pulsando sobre su nombre:

Excmo. Sr. D. Luis Sánchez Granjel

Asímismo, adjunto el obituario que le dedica uno de sus discípulos más destacados y que le conoció bien, el Dr. José María Urquia Etxabe, Profesor Titular de Historia de la Medicina de la UPV-EHU; al que se accede, igualmente, pulsando sobre el título de la nota de prensa:

Eximio historiador de la Medicina

academicosdrluissgranjel0001

Luis S. Grangel (1920-2014). Foto: Real Academia Nacional de Medicina

¡Descanse en paz!

“Luz en Hipocratia”: Exposición de Emma Cano en la Real Academia Nacional de Medicina

Arco iris

Arco iris

Desde el 14 de enero y hasta el próximo 21 de febrero de 2014, Emma Cano expone en la Real Academia Nacional de Medicina (Museo de Medicina Infanta Margarita) su obra “Luz en Hipocratia”, colección particular de la Fundación Dr. Pascual.

Cirujana en el pasillo de quirófano

Cirujana en el pasillo de quirófano

“Luz en Hipocratia” surge por casualidad. La pintora pasa unos días en Cádiz y, en una cena con el Dr. Salvador Pascual, éste la invita a mostrar en imágenes a los pacientes y al personal sanitario de sus hospitales… Para ello pasó dos meses trabajando cada día en el hospital, fotografiando a médicos, enfermeras y pacientes. Y, en mi opinión, Emma Cano ha sabido captar de forma magistral en sus cuadros no solo actos, sino sentimientos.

Ángel

Ángel

El próximo jueves, 6 de febrero, a las siete y media de la tarde, se celebrará en la Real Academia Nacional de Medicina una Sesión Científica Extraordinaria en la que intervendrán el Excmo. Sr. D. Diego Gracia Guillén, médico y filósofo, Catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y Académico de Número, quien hablará sobre “La relación médico-enfermo”, y la propia autora, Dª Emma Cano, que tratará sobre “Una experiencia personal de la enfermedad desde el punto de vista pictórico”. Dejo enlace al folleto de la Real Academia donde, además de anunciar lo relativo a la Exposición y a la Sesión Científica que hemos mencionado, se pueden encontrar otros datos que me parecen de gran interés.

Epidural a una anciana desnuda

Epidural a una anciana desnuda

Para quienes no tengan la posibilidad de ver la exposición en Madrid (la exposición, por cierto, ya se ha mostrado en diversos lugares de España y espero que pueda verse en muchos más), inserto un enlace directo a “Luz en Hipocratia”, en la propia página web de la autora:

Emma Cano (web): “Luz en Hipocratia”

Terminando la tarea en silencio

Terminando la tarea en silencio

Finalmente, mejor que mis propias palabras, les dejo aquí una selección de enlaces donde creo que podrán encontrar información más completa y textos (algunos escritos por la propia pintora) mucho más interesantes que lo que yo pudiera añadir.

Real Academia Nacional de Medicina

Médicos y Pacientes

La Nueva España

Periodismo Humano (con textos de la autora)

Página web de Emma Cano