¡Ya vienen los Reyes Magos!

Alberto Durero (1471-1528). Anbertung der Könige (1504)Óleo sobre madera. 100 x 114 cm.Galería Uffizi, Florencia, Italia

Alberto Durero (1471-1528). Anbertung der Könige (1504)
Óleo sobre madera. 100 x 114 cm.
Galería Uffizi, Florencia, Italia

¡Ya vienen!

¡Ya vienen los Reyes Magos! Esta noche, todos a dormir temprano (hasta yo, y eso sí que es difícil). Como hemos sido buenos, seguro que algún regalo recibiremos…

Mientras tanto, aquí dejo esta Adoración de los Magos de Durero, donde el anciano, el hombre maduro y el joven, de distintas razas, le ofrecen al Niño sus regalos como Dios, como rey y como hombre… Regalos, por cierto -oro, incienso y mirra- que a lo largo de la historia han tenido (y aún tienen, en algunos casos) diferentes usos medicinales.

Entre las curiosidades del cuadro, cabe señalar que Alberto Durero se representa a sí mismo como el rey Gaspar (cosa nada extraña en este pintor del que se conservan un buen número de autorretratos). Pero me llaman especialmente la atención los insectos que aparecen en primer plano… Me pregunto si tendrían algún significado… ¿Serían un detalle especial para el mecenas que le encargó el cuadro, Federico III de Sajonia, al que llamaban “El Sabio”).

Buscando música en YouTube para esta entrada, me he encontrado con que una de las canciones más reproducidas es ésta que se puede escuchar, a continuación, del gran pianista y compositor argentino Ariel Ramírez, con letra de Félix Luna y la voz de Mercedes Sosa.

¡FELICES REYES!

Anuncios

La música que me gusta (2): “Adiós Nonino”, de Astor Piazzolla

Astor Piazzolla (1921-1992)

Astor Piazzolla es uno de los más grandes músicos del siglo XX, capaz de emocionarme siempre con cualquiera de sus obras. No será extraño que vuelva a dejar aquí otras composiciones suyas. Pero Adiós Nonino tiene para mí un significado muy especial…

En la versión que inserto a continuación ese otro argentino (y también israelí, palestino y español) que acaba de cumplir los 70 años de edad regalándonos música para la paz, Daniel Barenboim, interpreta la inmortal melodía de Piazzolla al piano y dirige a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

Pero no me resisto a añadir, además, esta otra versión más íntima del propio Astor Piazzolla, grabada en 1985 con su quinteto “Tango Nuevo”, en la que el piano y el violín acompañan al bandoneón del maestro acariciando el alma de quien los escucha…