Ya vienen los Reyes Magos

Ya vienen los Reyes Magos

Aunque se trate del mismo tema y del mismo pintor, existen diferencias muy importantes entre la Adoración de los Magos, de Rubens -que vemos en la cabecera de esta entrada- pintada en 1619 y que se encuentra en el Musée des Beaux-Arts, de Lyon, con la que podemos ver a continuación, que pintó en 1609 (aunque él mismo la repintó y amplió en su segundo viaje a España, entre 1628 y 1629) expuesta en el Museo del Prado.

La_adoración_de_los_Reyes_Magos_(Rubens,_Prado)

Pero este cuadro tiene una historia tan curiosa que merece la pena dedicar un tiempo a leerla, tanto pulsando sobre la imagen (que enlaza con Wikipedia), o mejor aún, en el artículo de Alejandro Vergara para la Enciclopedia online del Museo del Prado.

Bueno… mientras llegan los Magos, los espero escuchando la parte final del Oratorio de Navidad de J. S. Bach, dedicado principalmente a ellos.

¡Qué los Magos sean generosos con vosotros! Lo meréceis.

María Inmaculada

Bartolomé Murillo (1617-1682). La Inmaculada Concepción de losVenerables o de Soult (1678)Óleo sobre lienzo. 172 x 285 cm.Museo Nacional del Prado, Madrid

Bartolomé Murillo (1617-1682). La Inmaculada Concepción de los
Venerables o de Soult (1678)
Óleo sobre lienzo. 172 x 285 cm.
Museo Nacional del Prado, Madrid

Hoy es su día… el día de la Inmaculada Concepción. Y pocos han representado a María Inmaculada como lo hiciera el pintor sevillano Bartolomé Murillo en un buen número de ocasiones. La que ahora vemos fue un encargo de Justino de Neve para el Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla. Al mariscal Soult, cuyo nombre también se le da, no le cabe otro “mérito” para ello que ser el autor de una rapiña -más por codicia que por buen gusto, creo yo- y llevársela a Francia, en 1813, cuando se retiraron sus tropas vencidas en la Guerra de la Independencia. Afortunadamente, en 1941, esta Virgen volvió a España, su patria, y actualmente se encuentra en el Museo del Prado.

En honor de la Virgen Inmaculada, para celebrar su fiesta y felicitar a todas las que llevan su nombre y a los estudiantes de Farmacia (que también es su patrona), concluimos con el soberbio Magnificat de Bach para solos, coro y orquesta.