Pávlov retratado por Repin

I.P.Pavlov_by_Repin 1924 Tretiakov*

De Iván Petróvich Pávlov existen multitud de imágenes, la mayoría fotografías; pero, para completar esta tríada de entradas que le he dedicado de forma imprevista, quiero traer a este blog el otro retrato que conozco del gran investigador ruso, pintado esta vez por uno de los más reconocidos artistas contemporáneos suyos: Iliá Repin.

Este retrato, que nos muestra simplemente a un venerable anciano de poblada barba blanca -tan blanca como su bata- y con un libro entre sus manos, es anterior a los que hemos visto en las dos últimas entradas. Repin lo pintó en 1924, veinte años después de que a Pávlov le concedieran el Premio Nobel de Medicina y Fisiología, cuando el científico rondaba ya los 75 años de edad pero continuaba trabajando en su laboratorio, sin que el régimen soviético -con el que nunca simpatizó- le hubiera molestado en lo más mínimo, consciente quizás del enorme prestigio internacional de su científico más eminente.

De la misma época es la siguiente fotografía, con la que se pone punto final (al menos de momento) a las tres entradas que hemos dedicado a Pávlov.

Ivan_Pavlov_NLM3

Pávlov en la mesa

ivan-petrovich-pavlov-1935 por Mikhail Nesterov

Mijaíl Nésterov (1862-1942). Retrato de Iván P. Pávlov (1835). Galería Tetryakov. Moscú.

Como continuación de la entrada anterior, podemos ver ahora otro retrato del gran científico ruso Iván P. Pávlov, realizado por el mismo pintor, Mijaíl Nésterov; pero cinco años después, en 1835, cerca ya de la fecha del fallecimiento del padre del conductismo, el 27 de febrero de 1836.

A pesar del tranquilo paisaje de fondo, tras los cristales del amplio ventanal, las flores sobre la mesa, y la suavidad de los colores, en este cuadro no encuentro la paz que me transmitía en el anterior ese venerable anciano leyendo sus libros de medicina y tomando apuntes… Hay un papel sobre el mantel de la mesa cuyo contenido desconozco; como no sé que estaría pensando Pavlov, pero en su rostro veo pesar y una tensión contenida que se expresa -sobre todo- en sus puños cerrados… Sí, son las manos del viejo científico, sin duda, lo que más me impresiona de este magistral y extraño retrato.

Pávlov leyendo

portrait-of-ivan-pavlov-1930 por Mikhail Nesterov

Mijaíl Nésterov (1862-1942). Retrato de Iván P. Pavlov (1930). Museo Estatal Ruso. San Petersburgo

Así retrató el pintor ruso Mijaíl Nesterov a su amigo Iván Petróvich Pávlov (1849-1936), el investigador de los reflejos condicionados en perros. cuyos trabajos dieron origen al desarrollo de técnicas psicológicas como el conductismo. Era en 1930, Pávlov tenía 81 años de edad, y estaba leyendo plácidamente sus libros de Medicina.

¡De mayor quiero ser como Pávlov!

Para acompañar al gran científico en su tranquila lectura… el Adagio del ballet Espartaco, de Aram Khachaturiam.