¿Fue Caravaggio un enfermo de saturnismo?

¿Fue Caravaggio un enfermo de saturnismo?

Si yo supiera de arte podría explicar por qué Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610), “Caravaggio“, fue un auténtico innovador en la historia de la pintura y hablar de su magistral tratamiento del color, de su característica forma de combinar luces y sombras para dar lugar a sus característicos “chiaroscuros“, de su peculiar manera de mostrar a los personajes en sus cuadros, en los cuales hasta las imágenes religiosas parecen escenas de la vida real en las que participa la gente del pueblo…

Le_Caravage_-_L'incrédulité_de_Saint_Thomas

Caravaggio. La incredulidad de Santo Tomás (c.1602).
Neue Palais, Postdam

Pero no, dejo la crítica artística para quien sepa de ello. Yo solo soy alguien que disfruta de su pasión por el arte mientras la curiosidad le hace preguntarse ante la mayoría de los cuadros que ve si la obra o su autor pueden tener alguna relación con su otra pasión, vocación y profesión: la medicina.

En el caso de Caravaggio, se dice que llevó a sus cuadros su propia forma de ser: atrabiliario, irritable, agresivo, turbulento, arrogante, pendenciero… Dispuesto a sacar la espada y batirse en duelo o perseguir con ella a cualquiera, por una riña en el juego, por lo que pudiera entender como un mal gesto, o porque -como fue el caso de un mozo de mesón- según él no le había no le había servido bien la comida. Desde que cumplió los treinta años, sobre todo, y hasta el final de sus días, su actitud le llevó a la cárcel en un buen número de ocasiones, y en muchas de ellas malherido como consecuencia de las peleas en las que por los motivos más nimios se involucraba. En 1604, Karel van Mander, un pintor flamenco que lo conoció en Roma -eso sí, después de elogiar su arte- escribía sobre Caravaggio lo siguiente:

No tiene una continua dedicación al trabajo, sino que, habiéndose afanado en él un par de semanas, se dedica luego a pasear durante un mes o dos, con el espadón al cinto […], o va de un juego de pelota a otro, siempre inclinado a peleas y alborotos, por lo que es peligroso tratarle.

dawid-goliat

Caravaggio. David con la cabeza de Goliat (1607)
Kuntshistorisches Museum, Viena

Y por si todo lo anterior fuera poco, le gustaba a Caravaggio autorretratase -más de una vez lo hizo- como la cabeza cortada de Goliat vencido por David. Vallejo-Nágera lo calificó de “psicópata explosivo epileptoide”, con tendencias sadomasoquistas.

Davide_con_la_testa_di_Golia_(particolare)

Caravaggio. Detalle de David con la cabeza de Goliat (1609-1610)
Galleria Borghese, Roma

Para colmo, en 1606, en unos de esos juegos de pelota a los que era tan aficionado, y que su equipo había perdido, Caravaggio organizó una reyerta en la que él mismo quedó malherido y muerto Ranuccio Tomassoni, otro pintor. Acusado de homicidio, Caravaggio huye de Roma para escapar de la justicia. Va a Nápoles, bajo la protección de los Colonna. Luego a Malta, donde el Gran Maestre de la Orden le acoge amablemente, para que le pinte un retrato y hasta le nombra Caballero.

100704200533a60237e4122bed

Caravaggio. Retrato del gran maestre de la Orden de Malta
Alof de Wignacourt (1607-1608)
Museo del Louvre, París

Pero… ¡qué haría Caravaggio para que le expulsaran de la Orden, de la isla, y -entre otros improperios- en el escrito de expulsión -según Vallejo-Nájera– se le llame “pútrido y fétido”! Tiene que huir también de Malta y viaja a Sicilia… y de nuevo a Nápoles, donde tras otra pelea llegan a darle por muerto; aunque logra sobrevivir…

Los trastornos psicológicos del pintor son evidentes. Sin embargo, hasta ahora nada se ha dicho que justifique su inclusión entre los pintores que pudieran haber sufrido de saturnismo. Es cierto que la irritabilidad es uno de los síntomas de la enfermedad; pero no podemos basarnos exclusivamente en ella para sospecharla. Que hubo exposición laboral al plomo es innegable; aunque ya se ha hecho alusión a su forma inconstante de trabajar, y se ha comentado también que la mayoría de los efectos de la intoxicación por el plomo son reversibles cuando cesa la exposición. ¿Se sabe algo más sobre su historia clínica? A falta de estudiar la obra de Giulio Mancini, uno de sus primeros biógrafos, contemporáneo del pintor, coleccionista de arte, experto en pintura, y médico (llegó a ser el médico personal del Papa Urbano VIII), parece que los médicos que trataron a Caravaggio estaban demasiado ocupados curando sus heridas para pararse a escribir sobre sus enfermedades… No obstante, tenemos constancia de un proceso patológico del artista, siendo aún muy joven, gracias a su constante gusto por el autorretrato…

Self-portrait_as_the_Sick_Bacchus_by_Caravaggio

Caravaggio. Autorretrato como Baco o Baco enfermo (c.1593)
Galleria Borghese, Roma

Contaba Caravaggio poco más de veinte años de edad cuando -en una de sus primeras obras conocidas- se nos muestra como un joven Baco enfermo. ¿Creía él que su -ya entonces- desmesurada afición al vino había causado su enfermedad? No lo sé. Tradicionalmente se dice que sufría de malaria, como se decía también que murió a causa de esa misma enfermedad; aunque entre la fecha de este peculiar retrato (1593) y su fallecimiento en 1610 no encontremos ninguna referencia más al paludismo. El desconocimiento sobre cuál era su mal es tan grande, que incluso hay quien apunta que ingresó en el romano Hospital de la Consolación para curarse de las lesiones producidas por la coz de un caballo (lo cual poco tiene que ver con la faz que nos muestra en el cuadro). ¿Sufrió fiebre o no? ¿Cuáles fueron los síntomas que motivaron su ingreso hospitalario? ¿Cuánto tardó en recuperarse? Todo son preguntas sin respuesta… y entre ellas podemos preguntarnos ¿por qué no? si esa cara que vemos pudiera ser la facies del saturnismo.

No voy a decir que Caravaggio murió de saturnismo. No. Pero su muerte fue tan novelesca como su vida entera… Habíamos dejado antes a nuestro turbulento pintor en Nápoles, más muerto que vivo, después de una paliza. Se repone, aunque queda con el rostro desfigurado. Decide enrollar sus lienzos bajo el brazo y regresar a Roma. Hay un nuevo Papa, Pablo V, y Caravaggio confía en obtener su indulgencia por mediación del sobrino del Romano Pontífice, el cardenal Scipione Borghese, tan conocido por sus mecenazgos como por su falta de escrúpulos. Para ello, el pintor le ha enviado ya al cardenal algunas de sus obras como regalo. En el verano de 1610 alquila un falucho y zarpa de Nápoles rumbo a Roma. Pero los vientos derivan el barco a las playas de Porto Ércole

Porto Ércole

Porto Ércole en la actualidad

En Porto Ércole, la guarnición española que en aquel tiempo domina la plaza detiene al náufrago y -confundiéndole con otro, según se dice- le detiene y le propina la correspondiente paliza (sin su paliza Caravaggio no sería Caravaggio). Al cabo de unos días, deshecho el entuerto, es liberado y entonces comprueba que la tripulación que había contratado ha huido con la embarcación y todas las pertenencias del pintor en ella. Giovanni Baglione, pintor contemporáneo suyo y autor de un libro, Le Vite de’ Pittori… que parece escrito a propósito para desacreditarle (ya antes, en vida de Caravaggio, había llegado a acusarle de sodomía), describe así los últimos momentos de la vida de su enemigo:

Furioso y deseperado andaba por aquella playa bajo el látigo del sol de estío, mirando si podía divisar la nave… Llegado a cierto lugar de la costa, se echó con la fiebre maligna, y sin ayuda humana, a los pocos días murió tal como había vivido.

Era el 18 de julio de 1610. ¿Pero murió Caravaggio a causa de la malaria, como los seguidores de Baglione han mantenido? Yo no lo creo. ¿Murió por una insolación, como recientemente se ha propuesto basándose también en las palabras del mismo “historiador del arte”? Pudiera ser…  O, como se ha dicho no hace mucho -con más fantasía que sensatez- le asesinaron dos caballeros de la Orden de Malta enviados por su vengativo gran maestre con tan poco cristiana misión… Lo cierto es que en el año 2010, coincidiendo con el cuarto centenario del fallecimiento de Caravaggio, el historiador del arte italiano Silvano Vinceti y su equipo se empeñaron en encontrar los restos mortales del pintor en una fosa común de Porto Ércole.

Italy Caravaggios Bones

Vinceti jura y perjura que los restos óseos hallados son de Caravaggio, y sus antropólogos forenses apuntan que la causa de su muerte pudo ser una septicemia, como consecuencia de las heridas sufridas unos días antes de morir (en las palizas de Nápoles y Porto Ércole) agravada por la sífilis que padecía. Pero aún dicen algo más que para nuestro tema nos interesa especialmente: en esos restos se ha econtrado tal cantidad de plomo que -si realmente son de Caravaggio– se podría afirmar que el pintor era enfermo de saturnismo.

 

Anuncios