Felix Platter

Felix Platter

En la entrada anterior se mencionaba a un médico suizo, Felix Platter, que narraba como Enrique IV, en París, llevaba a cabo la ceremonia del “toque real” para la curación de la escrófula. La figura de ese médico era entonces absolutamente desconocida para mí. Cuando esto ocurre, la curiosidad me lleva a intentar saber más… Y no es mucho; pero algo se puede decir ahora sobre él, además de reproducir algunas de las imágenes que del mismo se encuentran en Internet.

Felix Platter (o Plater) nació el 28 de octubre de 1536 en Basilea -la tercera ciudad más importante de Suiza, al menos en la actualidad, aunque probablemente también en su época- cerca de las fronteras con Francia y Alemania, y murió en la misma ciudad el 28 de julio de 1614. Su padre era el humanista Thomas Platter, maestro en varias lenguas (Latín, Griego y Hebreo, entre otras), teórico protestante y asesor político. Su medio hermano menor, conocido como Thomas Platter el Joven, también fue médico; aunque más que por su profesión se le recuerda como autor de un “Diario” escrito entre 1595 y 1600, que es, prácticamente, un antecedente de los libros de viajes, en el que cuenta su vida como estudiante de Medicina en Montpellier y sus posteriores viajes por Francia, España, Flandes e Inglaterra. Precisamente una de las anécdotas más citadas de ese libro es que allí en Inglaterra -y en compañía de su hermano mayor, por cierto- asistieron a la representación de Julio Cesar, en el teatro The Globe, por William Shakespeare, el 21 de septiembre de 1599 “a las dos en punto”… lo cual, al parecer, ha servido a los estudiosos shakesperianos para datar esta obra.

Felix Platter estudió Medicina entre 1552 y 1557 en Montpellier, donde fue discípulo de Guillaume Rondelet, que daba gran importancia a la formación en Anatomía y Botánica. Al finalizar sus estudios en la Facultad francesa volvió a Basilea para establecer su consulta. Pronto adquirió gran prestigio profesional y fue nombrado profesor de la Facultad de Medicina y arquiatra (es decir, médico principal) de la ciudad.

Felix Platter sentado en una mesa sobre la que se ven diversos instrumentos anatómicos, junto a otros dos caballeros desconocidos, y sobre las figuras de Hipócrates y Galeno. Grabado de 1656. (C) Wellcome Images. Wellcome Library. Londres

Felix Platter sentado en una mesa sobre la que se ven diversos instrumentos anatómicos, junto a otros dos caballeros desconocidos, y sobre las figuras de Hipócrates y Galeno. Grabado de 1656. (C) Wellcome Images. Wellcome Library. Londres

Entre sus investigaciones anatómicas destacan la primera descripción de un tumor intracraneal, un meningioma, y la descripción de la contractura de la enfermedad de Dupuytren, en 1614, antes que Henry Cline con su discípulo Astley Cooper identificaran la fascia palmar como causa de la misma, en 1777, y el propio Guillaume Dupuytren describiera la enfermedad que lleva su nombre, en 1831. Sobre este tema nos habla el Profesor Fresquet en su artículo “Guillaume Dupuytren (1777-1835)“, cuya lectura recomiendo.

Grabado de Abel Stimmer, fechado en 1578, que representa al médico Felix Platter

Grabado de Abel Stimmer, fechado en 1578, que representa al médico Felix Platter

Koelbing habla del interés de Felix Platter por la oftalmología; pero de su artículo no he podido leer más que el abstract. También se le atribuye una clasificación de las enfermedades psiquiátricas que muestra su interés por la patología mental. En la web de OCD History tenemos un ejemplo de ello, con un texto sobre la “melancolía“.

Cabe añadir, finalmente, la permanente dedicación de Felix Platter, siguiendo a Rondelet, su maestro en Montpellier, a los estudios botánicos. Seguramente ésta sea la razón por la que el pintor Hans Bock der Ältere le retrató en 1584 junto a diversos frutos y una planta.

Hans Bock der Ältere (c.1550-1623/1624). Retrato al óleo del médico Felix Platter fechado en 1584. Universidad de Basilea

Hans Bock der Ältere (c.1550-1623/1624). Retrato al óleo del médico Felix Platter fechado en 1584. Universidad de Basilea

Anuncios

El granadino Federico Olóriz Aguilera (1855-1912): Catedrático de Anatomía, pionero de la Antropología Médica en España y creador del primer sistema de identificación dactilar usado en nuestro país

El granadino Federico Olóriz Aguilera (1855-1912): Catedrático de Anatomía, pionero de la Antropología Médica en España y creador del primer sistema de identificación dactilar usado en nuestro país

“Don Federico Olóriz Aguilera nació en Granada el día 9 de octubre de 1855 en el seno de una familia modesta. Su padre, después de intentar hacer estudios superiores, de Medicina precisamente, fracasó en el empeño y arrastró definitivamente una vida de empleado modesto, frecuentemente cesante.

El hijo hizo los estudios de Bachillerato en el Instituto de Granada. Los culminó en 1872. Seguidamente ingresó en la Facultad de Medicina granadina, donde fue Alumno interno. Obtuvo el título de Licenciado en 1875, con premio extraordinario, tras haber logrado las calificaciones más brillantes en todos los Cursos y asignaturas.

Inmediatamente de finalizar sus estudios consiguió, por oposición, una plaza de Ayudante de clases prácticas en Anatomía. Después, en 1877, en la Universidad Central (Madrid) obtuvo el título de Doctor en Medicina y Cirugía. En la Facultad de Granada fue nombrado Profesor clínico por oposición, y después Auxiliar honorario. Estuvo encargado, a continuación, de tres Cursos completos de Anatomía descriptiva y Disección y otros tres largos en las Cátedras de Patología y Clínica Quirúrgica e Higiene privada y pública.

En 1882 dio la enseñanza completa en una Cátedra libre de Histología normal y varios Cursos de Anatomía. Ya, dos años antes, había participado como opositor a la Cátedra de Anatomía descriptiva y general de la Facultad de Granada, aprobando todos los ejercicios. El 20 de junio de 1883 triunfó rotundamente (pese a la fuerte competencia de varios coopositores) en las oposiciones a la Cátedra de Anatomía descriptiva y general de Madrid, confirmando así el merecido renombre de que ya gozaba como Anatómico y Profesor.

En Madrid rápidamente creció su prestigio como científico, irradiado desde la Facultad de Medicina, donde pronto figuró como uno de sus Profesores más representativos. En consecuencia, era requerido frecuentemente por Sociedades científicas de la capital y de toda España, y pronto del extranjero.

Fundó y dirigió un magnifico gabinete de Antropología en la Facultad, con Cursos prácticos de Antropometría y otras materias, y ordenó las magníficas colecciones del Museo del Dr. Velasco.

Socio de número de la Academia Médico-Quirúrgica y Presidente de la Sección de Histología. Miembro de la Junta Superior de Prisiones. Juez en muchas oposiciones a Cátedras de diversas materias. Conferencias y Cursos múltiples en Ateneos y Academias. Colaborador asiduo en la prensa profesional. Autor del «Manual de Técnica Anatómica» y colaborador del «Compendio de Anatomía humana», del Dr. Calleja. Como conferenciante y Profesor «cautivaba par la claridad, elegancia y gracia del discurso», según afirmaba alguno de sus contemporáneos.

En la Real Academia de Medicina fue elegido como numerario en la sesión de 7 de marzo de 1889, a propuesta de los Académicos Doctores Maestre de San Juan, Colmeiro e Iglesias. Ingresó el 24 de mayo de 1896 con la Medalla núm. 10 y ocupó la vacante por deceso del Dr. Martínez Molina. Quedó adscrito a la Sección de Anatomía y no faltaba nunca a las sesiones científicas y otros actos corporativos, interviniendo en aquellas oportuna y brillantemente.

Afectado por un proceso crónico y penoso de localización intestinal, el gran anatómico y científico murió, con escasa diferencia de semanas del Dr. Ribera, su fraternal amigo. Ello acaeció el 28 de febrero de 1912, verdadero día de luto para la Universidad española y para todo el país.”

Así resumía Valentín Matilla Gómez, en su libro 202 Biografías Académicas (1987), los principales méritos de Olóriz, que copio literalmente de la página que dedica la Real Academia Nacional de Medicina al ilustre médico granadino que ingresó en la misma, el 24 de mayo de 1896, con un discurso sobre “La talla humana humana en España“. No se olvida el Secretario General Perpetuo e historiador de la Academia de citar la excelente trayectoria de Federico Olóriz como alumno y profesor, sus brillantes oposiciones a la Cátedra de Anatomía de Madrid en 1883, el mismo año que Ramón y Cajal ganó la de Valencia, ni su labor como iniciador de la Antropología Médica en España. Famosa entre los especialistas es su “Colección de cráneos” que se encuentra depositada en el Museo del Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Pero no menciona el Profesor Matilla la aportación a la ciencia forense y a la criminalística de Federico Olóriz Aguilera.

Federico Olóriz Aguilera (1855-1912)

Federico Olóriz Aguilera (1855-1912)

.

Aunque reconocido en su época por su labor docente e investigadora, posiblemente hoy se hablaría poco sobre Federico Olóriz si no hubiera sido el creador del sistema de identificación dactilar usado en España y Portugal antes de la llegada de los sistemas informáticos. Un método basado en los trabajos del argentino Juan Vucetich.

Fotografía de Juan Vucetich y portada de su libro "Dactiloscopia comparada" (1904)

Fotografía de Juan Vucetich y portada de su libro “Dactiloscopia comparada” (1904)

.

De todo ello (y algunas cosas más) nos habla el Profesor Miguel Guirao, Catedrático de Anatomía de la Universidad de Granada, en un breve pero interesante vídeo de RTVE, al que se puede acceder directamente pulsando sobre el siguiente enlace:

Federico Olóriz: Un antropólogo que dejó huella

Precisamente Miguel Guirao Piñeyro, junto con su padre, el ya fallecido Miguel Guirao Pérez, son los autores del libro más recomendable sobre Olóriz, editado por Comares (2008): Federico Olóriz Aguilera. Biografía íntima del Profesor.

Federico Olóriz falleció en Madrid, a los 56 años de edad, el 28 de febrero de 1912. La causa de su muerte se había atribuido a una “enfermedad crónica” o al cáncer de colon… Recientemente, Fernando Girón Irueste y Miguel Guirao Piñeyro han publicado en Actualidad Médica “que desarrolló un cáncer de próstata, con metástasis óseas e intestinales.” Al cumplirse el centenario de su muerte, en 2012, sus restos fueron trasladados desde el madrileño cementerio de La Almudena a su ciudad natal donde ahora reposan en el Panteón de Personas Ilustres del Cementerio de Granada.

Las “Lecciones de Anatomía” del Dr. Frederik Ruysh

De_anatomische_les_van_Dr._Frederick_Ruysch

Jan Van Neck (1634-1714). La lección de anatomía del Dr. Frederick Ruysch (1683)
Óleo sobre lienzo. 141 x 203 cm.
Amsterdam Museum

Con mi sincero agradecimiento para quienes tan amablemente han participado en el juego, identificando el cuadro de donde había tomado el detalle que publicaba en la entrada anterior (tú Lisa, yo Conda, Francisco Javier Tostado, Chus y Jorge Fernández-Alva), me parece oportuno mostrar en ésta la obra completa. Efectivamente, se trata de “La Lección de Anatomía del Dr. Frederik Ruysh, pintada por Jan Van Neck en 1683.

Entre las numerosas “Lecciones de Anatomía” que se pueden encontrar, realizadas durante los siglos XVII y XVIII, fundamentalmente en Holanda (aunque también en otros países), ésta destaca por la particularidad de que se está realizando la disección un recién nacido (un recién nacido que aparenta ser demasiado mayor para serlo realmente), al que se han extraído las visceras abdominales, pero permanece todavía unido por el cordón umbilical a la placenta cuya vascularización parece ser el motivo de estudio. A la disección asisten expectantes cinco caballeros, posiblemente -aunque no los he podido identificar- miembros del Gremio de Cirujanos de Ámsterdam, además del Dr. Ruysh (que aparece con la cabeza cubierta por un sombrero, en razón de su preeminencia) y del propio hijo de éste, Hendrik, quien con el tiempo continuaría la labor de su padre y aquí vemos, en los inicios de su formación anatómica, sosteniendo entre sus manos el esqueleto de otro recién nacido, a modo de referencia para los presentes.

Mucho habría que hablar todavía del Dr. Frederik Ruysch, que nació en La Haya, el 28 de marzo de 1638, estudió en la prestigiosa Universidad de Leiden, y falleció en Amsterdam el 22 de febrero de 1731, a la avanzada edad de 92 años. Dicen que el siglo XVII es el Siglo de Oro de la pintura holandesa y yo creo que podríamos decir los mismo de la medicina, que llegaría a su culmen con Herman Boerhaave (1668-1738). Ruysch fue tan eminente anatomista como botánico. En 1667, cuando todavía no había cumplido los treinta años, fue nombrado praelector (el cargo de mayor relevancia) del Gremio de Cirujanos de Ámsterdam; en 1668, instructor jefe de las matronas de la ciudad, que debían examinarse ante él para poder ejercer la profesión; y, en 1679, forense de los tribunales de la misma ciudad… entre otros muchos nombramientos, honores y distinciones. En otra ocasión hablaremos sobre su curiosa afición (en la que colaboraba con él su hija Rachel, más tarde célebre pintora) que le llevó a relacionarse nada menos que con el zar de Rusia, Pedro el Grande

Sí me parece oportuno, antes de poner punto final a esta entrada, que veamos la otra “Lección de Anatomía” en la que aparece retratado trece años más joven, porque fue pintada por Adriaen Backer en 1670, disecando la región femoral de un cadáver y estudiando, posiblemente, las válvulas de los vasos linfáticos (otro de sus descubrimientos anatómicos), tema sobre el que ya había publicado su Dilucidatio vaivularum in vasis lymphaticis et lacteis, en 1665.

Anatomy_Lesson_by_Dr._F._Ruysch_1670_Adriaen_Backer

Adriaen Backer (c.1635-1684). Lección de Anatomía del Dr. Ruysch (1670)
Óleo sobre lienzo. 168 x 244 cm.
Amsterdam Museum

Ilustración anatómica de una mujer embarazada (Siglo XVIII)

I-E-2-09a

¿Cómo calificarías esta ilustración anatómica de una mujer embarazada, fechada en 1773?

Realmente, merece la pena detenerse un rato para admirar la obra de este ilustre antecesor de Sobotta y Netter, el francés Jacques Fabien Gautier d’Agoty (1716-1785). La puedes ver, como otras muchas ilustraciones anatómicas, en el siguiente enlace a una página web de la National Library of Medicine:

Dream Anatomy