“Hipócrates”: la película de Thomas Lilti

“Hipócrates”: la película de Thomas Lilti

Acaba de estrenarse en los cines españoles Hipócrates, una película de médicos, sobre el ejercicio de la medicina en un hospital; pero nada que ver con House, con Anatomía de Grey o con nuestro Hospital Central patrio, por ejemplo (aunque estas tres sean series de televisión). Hipócrates es una película francesa, que viene precedida de un notable éxito en su país, dirigida por Thomas Lilti, que también ha colaborado en el guión. Y Lilti, además de director y guionista de cine es médico en ejercicio.

Para presentar la película, transcribo la crónica de un periódico modesto, La Comarca de Puertollano, porque me parece objetiva y bien escrita por José Belló Aliaga:

Distribuida por Caramel Films, se estrena el viernes día 8 “Hipócrates”, coescrita y dirigida por Thomas Lilti, una inteligente comedia social sobre la estructura y los métodos de trabajo en un hospital, que ha sido vista ya por más de un millón de espectadores en Francia.

Sinopsis

Benjamín está destinado a ser un gran doctor, pero su primera experiencia como médico residente en el hospital donde trabaja su padre, no sale como él esperaba. La práctica se revela mucho más compleja que la teoría, y la responsabilidad es aplastante.

Vincent Lacoste, como Benjamín en

Vincent Lacoste, como Benjamín en “Hipócrates” (2014)

Además, su compañero de trabajo, un médico extranjero, tiene mucha más experiencia que él. Benjamín tendrá que enfrentarse cara a cara con sus límites y sus miedos, así como los de sus pacientes y sus familiares, los médicos y sus compañeros residentes.

x_141121180100_

Benjamin (Vincent Lacoste) y su compañero médico veterano Abdel (Reda Kateb), junto a una enfermera, atendiendo a un paciente.

La película

En el Festival de Cannes de 2014, “Hipócrates” fue la Película de clausura, en la Semana de la Crítica, e incluida en la Sección Oficial del Festival de Gijón también en 2014.

En los Premios Cesar de 2015 obtuvo siete nominaciones a Mejor película, Mejor director, Mejor montaje, Mejor guión original, Mejor actor protagonista (Vincent Lacoste), Mejor actor secundario (Reda Kateb) y Mejor actriz secundaria (Marianne Denicourt) y finalmente consiguió el Premio Cesar al Mejor actor secundario (Reda Kateb).

El director y coguionista Thomas Lilti, antes de licenciarse en medicina, dirigió tres cortometrajes, “Quelques heures en hiver”, “Après l’enfance” y “Roue libre “y es un realizador atípico ya que continúa ejerciendo como médico generalista además de su trabajo como guionista y director. En los últimos años ha desarrollado numerosos proyectos para el cine y la televisión, incluyendo su primer largometraje, “Les yeux bandés”, protagonizado por Guillaume Depardieu, que se estrenó en 2008. También coescribió “Télé Gaucho” con Michel Leclerc, y “Mariage à Mendoza” con Edouard Deluc.

Lilti, afirma: “mi carrera médica corre en paralelo con la de director de cine autodidacta, hasta la preproducción de mi primera película, “Les Yeux Bandés” (Los ojos vendados). En mi segunda película quise fundir ambas trayectorias. Por lo tanto, “Hipócrates” es una película autobiográfica pero no es una historia real. Benjamín soy yo, pero sigue siendo un alter ego ficticio. Es un médico interno muy joven, como fui yo. Y al igual que él, mi padre era médico. Pero aparte de mi experiencia personal en el mundo de la medicina, quería hablar de la vida de un hospital a través de mi protagonista”.

La acción de la película, bien desarrollada, las actividades sociales, las amistades masculinas, las historias de amor, el descubrimiento de las responsabilidades, la relación con la muerte… tienen lugar en ese importante recinto cerrado.

Hipocrates

Cartel anunciador de la película en España

Ficha técnica

Dirección: Thomas Lilti

Guión: Thomas Lilti, Baya Kasmi, Pierre Chosson, Julien Lilti

Producción: 31 Juin Fims, Agnés Vallée, Emamnuel Barraux

Duración: 102 min.

País: Francia

Coproducida por: France 2 Cinéma

Reparto: Vincent Lacoste (Benjamin), Jacques Gamblin (Barois), Reda Kateb(Abdel), Marianne Dennicourt (Denomandy), Félix Moati (Stéphane), Carole Franck (Myriam), Philippe Rebbot (Guy), Julie Brochen (Sra. Lemoine), Jeanne Cellard (Sra. Richard), Thierry Levaret (Sr. Lemoine “tsunami”)

Primer ayudante del director: Amandine Escoffier

Fotografía: Nicolas Guarin

Escenografía: Philippe van Herwijnen

Sonido: François Guillaume, Raphaël Sohier, Jean Paul Hurier

Montaje: Christel Dewynter

Música: Sylvain Dewynter, Alexandre Lier, Nicolas Weil

Con la participación de: Canal +, Cine +, France Télevisions

Distribuida en España por: Caramel Films

Estreno: 8 de mayo de 2015

hippo0

El joven médico Benjamín (Vincent Lacoste) explorando a un paciente

Procuraremos ver Hipócrates, la película.

Anuncios

“Siempre Alice”: una película sobre el Alzheimer

“Siempre Alice”: una película sobre el Alzheimer

Este viernes, 16 de enero, se estrena en los cines españoles la película Siempre Alice (Still Alice es su título original en inglés), que narra como una brillante profesora universitaria de 50 años de edad se enfrenta a las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer y como le afecta la enfermedad a nivel personal, familiar, social y laboral. La película, dirigida por Richard Glatzer y Wash Westmoreland, tiene como protagonista a la actriz Julianne Moore, a la que acompañan en el reparto Alec Baldwin y Kristen Stewart, entre otros.

Aunque la película se vio por primera vez muy recientemente, en el Festival Internacional de Cine de Toronto, el 8 de septiembre de 2014, ya ha recibido numerosos premios y nominaciones, sobre todo su protagonista, Julianne Moore, entre los que destacan por ser los más conocidos el premio Globo de Oro 2015 y la nominación para el Oscar a la mejor actriz.

Cartel de la película "Siempre Alice" con su protagonista Julianne Moore

Cartel de la película “Siempre Alice” con su protagonista Julianne Moore

.

Cabe señalar que esta película está basada en la primera novela -de igual título- publicada por la Dra. Lisa Genova, graduada en Psicología Biológica y Doctora en Neurociencias por la Universidad de Harvard. Lisa Genova se ha convertido en referente de lo que podríamos llamar “novela científica”, y me hace recordar al Dr. Oliver Sacks (aunque los estupendos libros de éste no sean precisamente novelas).

 

Mesmer y Mozart

A large gathering of patients to Dr. F. Mesmer's animal

Pacientes recibiendo tratamiento en París mediante el “magnetismo animal” de Mesmer. Autor desconocido. Aguafuerte en color (c. 1785). Wellcome Library, Londres

La historia de las relaciones entre médicos y artistas contiene páginas que se pueden calificar, como mínimo, de curiosas. Ese es el caso de la relación que existió entre uno de los médicos más famosos y controvertidos del siglo XVIII, Franz Anton Mesmer (1734-1815), el creador de la teoría delmagnetismo animal, y uno de los más grandes genios de la música de todos los tiempos, Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Mozart conoció a Mesmer cuando todavía era un niño, pero un niño de 12 años capaz de componer una ópera. Veintidos años después. en 1790, el nombre y la terapéutica de Mesmer aparecerían en otra de sus obras más conocidas, la opera buffa Cosi fan tutte.

V0017975 Franz Anton Mesmer. Oil painting.

Franz Anton Mesmer (1734-1815). Autor desconocido. Óleo sobre lienzo 51 x 41 cm. Wellcome Library, Londres

Mesmer nació en la aldea de Iznang (Suabia) en la actual Alemania. Estudió Medicina en Viena. En 1766 hizo pública una disertación con el título De planetarum influxu in corpus humanum, en la que trataba sobre la influencia de la luna y los planetas en el cuerpo humano y en sus enfermedades. Sin embargo, lo que le haría famoso sería la doctrina del magnetismo animal, con su correspondiente método terapéutico. En la página de Historia de la Medicina del Instituto Químico Biológico se explica así:

“…a raíz del conocimiento que tuvo Mesmer de la curación de una paciente […] gracias a un imán, elaboró la teoría del ‘magnetismo animal’. [Él] creía en la existencia de un fluido magnético que podía ser traspasado de una persona a otra mediante la imposición de manos o friegas. Al principio utilizaba un imán, pero posteriormente empleó las manos y a veces ni siquiera tocaba a los pacientes, mujeres por regla general. Dicha imposición o pases provocaban en los pacientes crisis de histeria con convulsiones, espasmos [y] temblores, seguidos de una remisión total o parcial de los síntomas.

Inicialmente, su labor fue objeto de reconocimiento por sus colegas, adquiriendo Mesmer una gran fama y siendo incluso llamado a Munich por el Elector de Baviera […] El Consejero de la Academia de Ausburgo [sic] escribe que ‘…lo que ha conseguido aquí con diversas enfermedades hace suponer que le ha arrebatado a la naturaleza uno de sus más misteriosos secretos…’. Posteriormente, sus éxitos y sus procedimientos un tanto teatrales comienzan a granjearle las envidias y odios de sus colegas. El caso de […] María Teresa de Paradies [sic], es la gota que colma el vaso. Esta joven ciega tratada en vano por los más prestigiosos médicos vieneses, recupera con Mesmer parcialmente la vista. Sus despechados colegas acusan a Mesmer de superchería y de utilizar [a] la joven, a la que acusan de ser [su] amante. La situación empeora hasta tal punto que Mesmer abandona Viena y marcha a París en febrero de [1777].”

En París el éxito fue inmediato. A su consulta acudía una numerosa clientela, incluyendo muchas damas de la más alta aristocracia francesa, y con ellas -al parecer- la mismísima reina María Antonieta. Eran tantos los pacientes que Mesmer comenzó a realizar lo que podríamos llamar “terapia de grupo”. En YouTube, podemos ver imágenes de esas sesiones tomadas de la película “Mesmer” (1994), dirigida por Roger Spottiswode, con Alan Rickman en el papel protagonista (quien -por cierto- ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Montreal, por su interpretación). La sesión de “magnetismo animal” empieza en el minuto 6:14 del primer videoclip y continúa en el segundo.

No es de extrañar, visto lo visto, que -aún en la liberal Corte de Luis XVI- muchos considerasen aquellas reuniones como “una ofensa a la moral pública”, entre ellos el propio Rey (no olvidemos que su esposa, según se dice, era una de las mujeres que partipaban en ellas) y que se nombrara una Comisión Real para estudiar el “mesmerismo” (como luego se conocería lo que su creador llamó “magnetismo animal”) en la que participaron, entre otros, el médico Guillotin, los químicos Lavoisier y d’Arcet, el político y académico Bailly, y el célebre embajador de los Estados Unidos de América y científico interesado en los temas más diversos, Benjamin Franklin. La Comisión dictaminó que no había evidencia de la existencia de un “fluido magnético” -como sostenía Mesmer- sino que las posibles curaciones, si es que las había, se deberían a lo que hoy conocemos como “sugestión”. Mesmer abandonó París y, tras un breve paso por Viena, vivió el resto de su vida -de forma tranquila- en su casa junto al lago de Constanza.

Pero, si la obra médica de Mesmer puede ser discutida, de lo que no cabe duda es de su exquisito gusto musical. Él mismo, músico aficionado, interpretaba y componía para la armónica de cristal que empleaba en sus sesiones terapéuticas. Sin embargo, lo más destacado de su relación con la música es su labor como mecenas de Mozart.

V0027540EL Wolfgang Amadeus Mozart at the age of six years. Photograph

Mozart a los 6 años de edad. Mesmer lo conocería algún tiempo después, a los 12 años. Fotografía de A. Lenisch, de una pintura de autor desconocido. Wellcome Library, Londres

Recién terminada la carrera de Medicina, Mesmer se casó con una viuda rica y se estableció en Viena. Vivía en una espléndida situación, gracias a su esposa, y se dedicó a patrocinar las artes. Mozart pasó casi un tercio de su corta vida viajando. En 1768 estaba en Viena y estrenó su singspiel Bastien und Bastienne en casa de Mesmer.

Veintidos años después, uno antes de su muerte, en 1790, al final del primer acto de su ópera bufa Cossi fan tutte ossia la scuola degli amanti, aparece una clarísima alusión a Mesmer y su particular terapéutica. El argumento completo de la ópera se puede leer con mayor o menor detalle en BlogClásico, el artículo de Silvia Alonso en Mundoclásico.com o la misma Wikipedia. Pero la escena a la que nos referimos se desarrolla en casa de las hermanas Fiordiligi y Dorabella, adonde han acudido disfrazados sus prometidos, los oficiales Ferrando y Guglielmo, para probar y comprobar la fidelidad de sus respectivas novias, y se supone que han muerto por haber ingerido un veneno. Aparecen don Alfonso, auténtico responsable de toda la trama, por ganar una apuesta que ha hecho con los oficiales, y la criada Despina (magníficamente interpretada, en esta ocasión, por la soprano Teresa Stratas) dispuesta a todo, también por dinero, que se hace pasar por un esperpéntico “Doctor en Medicina”: Ecovi il medico!

Modestamente, quiero dedicar  esta entrada al profesor Luis Montiel Llorente, Catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, que es quien -a mi juicio- más y mejor ha estudiado en España la historia del magnetismo animal.

Una justificación… y el tema principal de “Cinema Paradiso” para compensar

Hay épocas del año en las que me gustaría que los días tuviesen, al menos, el doble de horas. Pido perdón a los queridos amigos de este blog no por el excesivo tiempo que pasa sin que yo publique nada, sino por lo que tardo en responder a sus amables comentarios y, sobre todo, por tener desatendidas sus publicaciones.

La falta de tiempo me ha convencido, además, que no es conveniente diversificarme tanto… hasta el punto de tener abiertos cuatro blogs en WordPress. Al fin y al cabo, éste ya nació influido por el espíritu letamendiano: diverso y disperso como quien lo escribe. Por ello he decidido mantener sólo La Medicina en el Arte, a modo de colección particular, y cerrar los otros dos, cuyos contenidos (mi obsesión por las gafas -que forman parte de mi anatomía desde la infancia- y la música que me gusta, sin que tenga que haber relación alguna con la medicina) pasarán a formar parte de este blog en forma de entradas cortas, con alguna imagen y algún video o poco más… Entradas que me servirán para relajarme… que también es necesario ¿verdad?

cinema-cinema-paradiso-big

Ésta es una de esas entradas relajantes, con música… música de cine. La música de Ennio Morricone para Cinema Paradiso.

¡Magistral Morricone! Estupenda -en mi opinión- la interpretación de la orquesta bajo su dirección. Y las imágenes de Venecia… Pero no me resisto a insertar esta otra versión -más intimista- que me encanta, interpretada por Yo-Yo Ma al violonchelo y Chris Botti a la trompeta.

 

Gary Cooper y el tabaco

Gary_Cooper

Gary Cooper (1901-1961)

El 7 de mayo de 1901 nació Gary Cooper, uno de los más grandes actores de Hollywood. Y murió demasiado pronto, pocos días después de haber cumplido 60 años, por culpa de su inveterada adicción al tabaco. En su disculpa diré que, en su época, él no podía ser consciente de los daños que causa el tabaco. Hoy no hay disculpa.

 

 

Feliz cumpleaños Audrey Hepburn

Audrey Hepburn

Audrey Hepburn

Mr. Google me lo ha recordado y yo no puedo dejar de celebrarlo. Seguro que el barón Desgenettes y el mismísimo Napoleón -como nobles caballeros que son- no se molestan porque ella ocupe ahora el sitio que iban a ocupar ellos. Pero es que tal día como hoy, 4 de mayo, en 1929, nació mi actriz preferida: Audrey Hepburn.

¡Qué suerte tuvo George Peppard, con solo poder estar cerca de ella!

Gran actriz, bellísima mujer y excelente persona… de esas que nunca desaparecen.

Audrey Hepburn2

Audrey Hepburn Children’s Fund Official Site

 

La película “El médico” se estrena el próximo 25 de diciembre en España

La película “El médico” se estrena el próximo 25 de diciembre en España

El médico“, la película basada basada en la famosa novela que Noah Gordon publicó en 1986, se estrena en los cines españoles el próximo 25 de diciembre, el día de Navidad.

El Médico película 2013

En general, prefiero los libros a las películas basadas en ellos. Pero, para poder opinar hay que verla antes. Así que haré todo lo posible por ver la película. En principio, por el tráiler parece atrayente. Habrá que comprobar si lo sigue siendo durante sus 150 minutos de duración…

¿Jugamos?

¿Jugamos?

Llega de nuevo el fin de semana. Pero aquí, donde vivo, ya hace frío. Apetece quedarse en casa calentito, escuchando música, viendo una buena película, leyendo tranquilamente y ¿por qué no? jugando. ¿Te apetece?

He aquí las dos pistas que dejo para este juego: un vídeo musical de una película que, a su vez, está basada en una de las grandes obras de la literatura universal y una fotografía.

Actriz

Y ahora las preguntas:

Muy fácil: ¿En qué obra literaria está basada la película de la que se han tomado las imágenes del vídeo, y quién es el autor del libro?

¿Cómo se llama la melodía que suena y quién la compuso?

Para terminar, dos nombres más, por favor, el de la actriz protagonista -la que vemos en la foto- y el de su personaje.

¿Bailamos? ¡Uy! Digo… ¿Jugamos? 🙂 Muchas gracias, de antemano, a todos los que participen en este nuevo juego de amigos, un frío fin de semana…

Recordando a Bogart

Humphrey Bogart (1899-1957)Fotografía de Yousuf Karsh (1946)

Humphrey Bogart (1899-1957)
Fotografía de Yousuf Karsh (1946)

La fecha del 14 de enero es pródiga en efemérides históricas. Mis amigos virtuales me recuerdan algunas de ellas. Jorge Mauricio Barajas Pérez, mi hermano mexicano, recuerda el fallecimiento, en 1898, de Charles Lutwidge Dogson, religioso anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor inglés, más conocido por su seudónimo de Lewis Carroll y su cuento Las aventuras de Alicia en el país de las maravillasSandra Ferrer -por su parte- habla del nacimiento, en 1841, de la pintora impresionista Berthe Morisot, y nos remite a su magnífico blog Mujeres en la historia, donde le dedicó una interesante entrada. Consultando en Internet encuentro que hoy también es el aniversario del fallecimiento, en 1977, de la escritora Anaïs Nin, que impregnó su obra de afirmación femenina y un particular erotismo; me entero que hace 138 años, en 1875, nació el premio Nobel, teólogo protestante, médico, filósofo, físico y músico Albert Schweitzer, cuya apasionante figura me motiva para profundizar en su vida y su obra y dedicarle otra entrada, más adelante, en alguno de mis blogs; y no me pasa desapercibido un hecho histórico que considero trascendental: hace casi quinientos años, el 14 de enero de 1514, el rey Fernando el Católico autorizó, mediante Real Cédula, el matrimonio de españoles con indias. Se establece así, de modo oficial (podríamos decir), el origen de una de las mayores aportaciones españolas a la historia de la humanidad, el mestizaje, que se explica de forma magistral en la novela El corazón de piedra verde, de Salvador de Madariaga, una de mis novelas preferidas, una novela que siempre recomiendo leer.

Pero yo ya tenía en mi memoria el personaje al que quería recordar, uno de mis iconos personales, el actor Humphrey Bogart, que murió hace hoy 56 años… antes de que naciera yo y, seguramente, mucho antes de que nacieras tú… Y, sin embargo, ¿quién no conoce a ese galán de la cicatriz sobre el labio superior, de gesto tantas veces adusto, cuando no duro o melancólico?

Bogart era el primogénito de un pretigioso cirujano de Nueva York. La ilusión de su padre era que estudiara medicina en Yale. Pero el hijo era mal estudiante y desde jovencito -como durante toda su vida- prefería divertirse, fumar y beber… Fumar y beber en exceso, una combinación fatal que, sin duda, precipitó su muerte, a los 57 años de edad, por un cáncer de esófago. Al fin y al cabo, era un ser humano con sus virtudes y defectos. ¡Cómo todos! No me extrañaría que, allá donde esté, todavía se le pueda ver con su eterno cigarrillo entre los dedos y su whisky…

Entre sus películas no quiero destacar ninguna, sean más o menos conocidas, me gustan todas. Pero hay una música que siempre permanecerá unida a su memoria… embellecida por la divina presencia de Ingrid Bergman, y en la voz de Dooley Wilsom (Sam)…

Enlaces de interés

Rock Hudson

Rock Hudson (1925-1985)

El 17 de noviembre de 1925 nació en Winnetka, un pueblecito de Illinois, Roy Harold Scherer Jr. Con el tiempo, y el nombre de Rock Hudson, llegaría a ser el símbolo de la belleza masculina. Luego, muy a pesar suyo, pero con dos coj…s, se convertiría en el símbolo de la lucha contra la gran plaga de finales del siglo XX: el SIDA.

Quede aquí su imagen como homenaje a quien creo que era -sobre todo- un hombre bueno.

Y hoy que recuerdo a Rock Hudson no he querido que faltara a su lado la presencia de Doris Day, compañera de trabajo durante muchos años y amiga fiel hasta el final (aunque las malas lenguas decían que “se llevaban a matar”).

Doris Day y Rock Hudson en “Confidencias a medianoche” (1959)

Para los interesados en la historia del SIDA, les dejo al final un muy recomendable especial de elmundo.es y elmundosalud.com, con textos de Javier Marco y Raquel Barba, y diseño de Juan Jesús Gómez:

SIDA. HISTORIA DE UNA NUEVA ENFERMEDAD