Sir Godfrey N. Hounsfield, EMI, la tomografía axial computarizada (TAC), los Beatles y mister Derek

Sir Godfrey N. Hounsfield, EMI, la tomografía axial computarizada (TAC), los Beatles y mister Derek

Disculpen el batiburrillo de nombres con el que he titulado esta entrada. No he sabido hacerlo de otra manera para expresar su contenido. Pero, vayamos por partes y, a lo mejor, soy capaz de explicar  la relación que tienen estos nombres entre sí.

Sir Godfrey Newbold Hounsfield nació en Sutton-on-Trent el 28 de agosto de 1919 y creció en una granja cerca de Newark, en el condado de Nothingamshire, en el centro de Inglaterra. Era el menor de cinco hermanos, y desde la infancia ya mostró un enorme interés por la electricidad y la mecánica, aplicando las habilidades que iba adquiriendo de forma autodidacta a la maquinaria y herramientas propias de la granja de su padre. En la adolescencia comenzó su pasión por el vuelo, con más de un intento de emular a los hermanos Wright. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial se alistó como reservista voluntario en la Royal Air Force (RAF), donde se hizo experto en electrónica y radares. Concluída la guerra y gracias a la RAF amplió su formación reglada en el Faraday House Electrical Engineerig College, de Londres.

Sir Godfrey N. Hounsfield (1919-2004)

Sir Godfrey N. Hounsfield (1919-2004)

*

En 1951 Hounsfield empezó a trabajar para la Electric and Musical Industries Ltd. (EMI). La compañía, conocida sobre todo por ser una de las principales productoras  musicales, tenía también otras actividades y Hounsfield, que en seguida, con su inquietud característica, había empezado a investigar en el naciente mundo de la informática, siendo jefe de la división de investigación médica de la compañía, desarrolló para EMI lo que sería la mayor revolución en el campo del diagnóstico por la imagen desde que Röntgen descubriera los rayos X: la tomografía axial computarizada (TAC). Los primeros estudios clínicos se publicaron en 1972, al tiempo que empezaban a funcionar los primeros cinco escáneres de EMI creados por Hounsfield: tres en el Reino Unido y dos en los Estados Unidos de América. El éxito fue arrollador, y en los años siguientes la compañía fabricó una gran cantidad de aparatos que fueron distribuidos por todo el mundo. En 1979 Hounsfield recibió el premio Nobel de Medicina.

En su discurso, durante la ceremonia de entrega de premios de aquel año, el Profesor Torgny Greitz, del Karolinska Institutet, entre otras cosas dijo:

“Hounsfield es indiscutiblemente la figura central en la tomografía computarizada. Trabajando independientemente de Cormack, desarrolló su propio método y construyó el primer tomógrafo computarizado de uso clínico – el escáner EMI, con el cual se pudieron hacer los primeros exámenes de la cabeza.

La publicación de los primeros resultados clínicos en la primavera de 1972 asombraron al mundo. Hasta entonces, los estudios radiológicos convencionales de la cabeza mostraban los huesos del cráneo, pero el cerebro permanecía como una indiferenciada neblina gris. Ahora, de repente, la niebla se ha disipado.”

Sir Godfrey N. Hounsfield no era médico, ni siquiera tenía un título universitario. Digo esto no en detrimento de su figura, sino todo lo contrario. Era un técnico, un inventor, un hombre apasionado por su profesión, entregado a ella por completo; y dotado de una curiosidad inagotable, que no le abandonaba ni cuando se dedicaba a una de sus distracciones preferidas fuera del trabajo, sus largos paseos por el campo que le entusiasmaban -posiblemente- desde que era un niño en la granja. Y así fue hasta su muerte, el 12 de agosto de 2004, pocos días antes de cumplir los ochenta y cinco años. Pero sirva también esta ocasión para comentar cuánto le debe el avance de la medicina, en la actualidad, a los profesionales de otras disciplinas: ingenieros, físicos, biólogos, bioquímicos, matemáticos, informáticos… Para todos ellos: mi sincero agradecimiento.

Sin embargo, en este caso, ese agradecimiento debe hacerse extensivo a otros profesionales insospechados: los músicos. En concreto a The Beatles. Es un hecho conocido que la principal fuente de ingresos de EMI durante los años sesenta del siglo pasado provenían de la banda de Liverpool. No es extraño, por tanto, que ese dinero ayudara a financiar las investigaciones de Hounsfield y la creación de la TAC.

Yo conocí a The Beatles a principios de la década siguiente. Precisamente poco después de que el cuarteto se separara. Empezaba, entonces, a estudiar su lengua en el Colegio La Salle, de Jerez. No tenía la menor idea de la importancia que ese idioma tendría para mi en el futuro; pero, afortunadamente, me gustaba estudiarlo. Al profesor de inglés le llamábamos Mr. Derek. Tenía una costumbre muy peculiar: acudía a los exámenes con su inseparable magnetofón, y hacía coincidir la duración de cada pregunta con la de las canciones de sus compatriotas. No sé si hoy podría hacerlo, pero entonces era capaz de escuchar las canciones y responder correctamente a las preguntas. Recuerdo perfectamente la primera canción que oí…

Referencias

BOSCH O., E. (2004): “Sir Godfrey Newbold Hounsfield y la tomografía computada, su contribución a la medicina moderna”. Rev. Chil. Radiol., 10, 4: 183-185. [Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=s0717-93082004000400007&script=sci_arttext; consultado 26 de jilio de 2015].

GREITZ, T. (1979): “Award Ceremony Speech”. Nobelprize.org. [Disponible en: http://nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1979/presentation-speech.html; consultado el 26 de julio de 2015].

HOUNSFIELD, G. N. (1979): “Autobiography”. Nobelprize.org. [Disponible en: http://nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1979/hounsfield-autobio.html; consultado el 26 de julio de 2015].

ISHERWOOD, I. (2005): “Sir Godfrey Hounsfield”. Radiology, 234, 3: 975-976. [Disponible en: http://radiology.rsna.org/content/234/3/975.full; consultado el 26 de julio de 2015].

Anuncios

    • Gracias a ti, querido José Antonio, por todo… incluyendo tu juvenil compra solidaria. 😉
      Tú sabes lo complicado que he tenido este verano y por eso (por eso y por tu reconocida bonhomía) sé que disculparás la tardanza en responder.
      En cuanto acabe de poner esto al día empezaré a transcribir tu conferencia en la página de la Academia y -con tu permiso- algo se hablará en este blog sobre ello.

      Me gusta

  1. Ni siquiera sabia que EMI tuviese esa división. Pero recuerdo haberme hartado de escuchar el Abbey Road, en un casette philips (con un vaso boca abajo encima para que resonasen los graves) mientras daba clases particulares de Fisio I, en los prehistóricos años en que el cerebro era radiologicamente una indiferenciada neblina gris y la anamnesis y exploración clínica el fundamento del diagnóstico. Recuerdo que a uno de mis alumnos salió eufórico del examen. Un cero. Ahora es neurólogo. Suerte de EMI. Y de los Beatles

    Le gusta a 1 persona

  2. Nunca habría imaginado la relación entre el TAC y la EMI. No he comprado nunca un disco de los Beatles, y cuando compré discos (Cds) de la EMI y sigo comprándolos de cuando en cuando, grandes clásicos, de los que su porductor era Walter Legge, marido de Elisabeth Schwarzkopf (a la que ciertos críticos crueles llamaron “la voz de su amo”) el TAC ya estaba inventado. Pero espero que mi contribución haya servido para seguir mejorándolo.

    No es de los Beatles y yo lo compré mucho más tarde, pero es una grabación de 1966. La mítica grabación de Los Cuatro últimos Lieder de Richard Strauss, con Elisabeth Schwarzkopf.

    Beim Schlafengehen, al irse a dormir. Creo que también ayudaría a financiar el TAC

    Le gusta a 1 persona

    • Es casi seguro que también has contribuido al desarrollo del TAC, Hesperetusa. Pero con absoluta seguridad afirmo que tu contribución a este blog -como siempre- es fundamental. Por el maravilloso vídeo de la Schwarzkopf y por cada una de tus palabras.
      Muchísimas gracias.

      Me gusta

  3. I hadn’t any idea about such a good information you give us. I’ve had some TACs… thanks Sir Godfrey N. Hounsfield!!! one of the them was very important for my health 29 years ago.
    Whenever I listen to The Beatles I’ll remember him,
    Best regards,

    By the way, do you know why in Spain and other countries The Beatles are known as “los escarabajos”???? I’ll tell you…

    Le gusta a 1 persona

    • Thanks dear Rosa! You’re very kind.

      En cuanto a tu pregunta sobre los escarabajos, según me dice Mr. Google, la cosa se debe al parecido entre la palabra “beatle” y la palabra “beetle” que, como bien sabes, denomina al bichito en la lengua de Shakespeare. José Manuel Boronat Urbano habla extensamente del tema en su libro “El principio del inicio. Los Beatles” (2014) editado por Punto Rojo Libros S.L.

      Me gusta

  4. He cantado mil veces las canciones de Los Beatles con mi guitarra. Creo que siguen gustando incluso ahora.

    Me ha encantado descubrir la relación entre todos los nombres de tu título de entrada: como siempre, me haces crecer.

    Gracias, Francisco.

    Besos!

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola Paco,
    me he quedado… anodadado con tu artículo. La importancia de la TAC en la medicina actual es tal que se nos hace difícil (o imposible) pensar en tantos y tantos otros avances diagnósticos y terapéuticos de hoy en día sin ese invento. En España se introdujo esta tecnología a finales de los años 70 y a principios de esa década surgió la RMN bidimensional (2D), que posteriormente se ha extendido hasta 3 y 4 dimensiones. Y no solo eso sino que ha dado pie a otras técnicas diagnósticas que nos maravillan como la tomografía por emisión de positrones – tomografía computada (PET/TC), la angiografía de resonancia magnética, la resonancia magnética funcional del cerebro, la neurocirugía guiada por RM, la angioRM intervencionista… Hoy podemos estudiar el sistema nervioso, la vascularización del corazón y otros órganos de nuestro cuerpo con una fiabilidad y una calidad en la imagen que sorprendería a cualquier profesional tan solo veinte años atrás. ¿Qué nos deparará el futuro en este campo? Pienso que ni nos lo podemos llegar a imaginar.
    Es una lástima que el paso de los años y estos otros avances condenen al olvido a los inventores de esos “primitivos” aparatos y es por ello que posts como éste son doblemente interesantes.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Magistral -como ya nos tienes acostumbrados- tu aportación, querido Francisco, que enriquece tanto a este “Letamendi”.
      Después de un verano ausente vuelvo con ganas, entre otras cosas, de leer todo lo que tengo pendiente en tu blog. Tú no fallas… 😉
      Muchísimas gracias por todo y un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: