Amarillo Van Gogh: ¿por decisión del pintor o por motivos médicos?

Amarillo Van Gogh: ¿por decisión del pintor o por motivos médicos?

En un reciente número de la revista Noticias Médicas mi admirado Dr. Pedro Gargantilla trata sobre las posibles razones por las que el color amarillo dominó la paleta de Vincent van Gogh, hasta el punto de que algunos nos atrevamos a hablar del “amarillo Van Gogh”. Como no parece posible encontrar este artículo en Internet me permito copiarlo, citando la referencia[1], y añado las pinturas que el Dr. Gargantilla menciona:

La decisión de Van Gogh de emplear nuevos colores brillantes en sus lienzos es considerado un hito en la historia del arte. El artista holandés eligió deliberadamente colores para manifestar sus estados de ánimo y sus emociones. Entre los años 1886 y 1890 el color amarillo dominó su paleta cromática. Esto se puede observar, por ejemplo, en “La noche estrellada“…

Vincent van Gogh (1853-1890). La noche estrellada (1889). Museo de Arte Moderno (MOMA). Nueva York

Vincent van Gogh (1853-1890). La noche estrellada (1889). Museo de Arte Moderno (MOMA). Nueva York

_

…”Terraza de café por la noche“…

Vincent van Gogh (1853-1890). Terraza de café por la noche (1888).  Museo Kröller-Müller, Otterlo, Holanda

Vincent van Gogh (1853-1890). Terraza de café por la noche (1888). Museo Kröller-Müller, Otterlo, Holanda

_

…”Los girasoles“…

Vincent van Gogh (1853-1890). Una de las pinturas de la serie

Vincent van Gogh (1853-1890). Una de las pinturas de la serie “Los girasoles” (1888-1889), repartidos por distintos museos.

_

… o “Campo de trigo con segador y sol“.

Vincent van Gogh (1853-1890). Campo de trigo con segador a la salida del sol (1889). Museo Van Gogh, Amsterdam

Vincent van Gogh (1853-1890). Campo de trigo con segador a la salida del sol (1889). Museo Van Gogh, Amsterdam

_

Ahora bien, -continúa Gargantilla– ¿por qué este color y no otro? ¿Fue una elección propia del pintor holandés o respondió a algún tipo de alteración médica? Se han propuesto dos posibles explicaciones médicas: la intoxicación crónica por absenta y la intoxicación por digital.

En cuanto a la intoxicación crónica por absenta, sabemos que era el licor por excelencia en los entornos bohemios que frecuentaba el artista y que contiene tujona, un aceite químicamente relacionado con el alcanfor, cuyo consumo mantenido y elevado puede provocar visión en halos de colores. Sin embargo se ha calculado que habría que consumir 192 litros de absenta para producir este efecto, una cantidad muy elevada.

La otra posibilidad es que los halos amarillos fuesen las xantopsias que produce la intoxicación crónica por digital. Sabemos que esta sustancia formaba parte del tratamiento de la epilepsia y de las enfermedades mentales en el siglo XIX, puesto que se le atribuía un efecto antiepiléptico y sedante. Analizando las epístolas del artista a su hermano Theo hemos podido saber que la digital fue un tratamiento que le prescribió de forma regular el doctor Paul-Ferdinand Gachet. Es más, en el retrato que realizó a su médico en 1890, en el que aparece sujetándose la cabeza con su brazo derecho, hay un ramillete de Digitalis purpurea o dedalera sobre la mesa, la planta a partir de la cual se extrae la digital.

Hasta aquí el artículo del Dr. Gargantilla en Noticias Médicas: con el retrato del Dr. Gachet, única imagen que vemos en la revista.

Vincent van Gogh (1853-1890). Retrato del doctor Gachet (1890). Primera versión. Colección particular

Vincent van Gogh (1853-1890). Retrato del doctor Gachet (1890). Primera versión. Colección particular

Cabe añadir que existe otro retrato del Dr. Gachet pintado por Van Gogh en la misma época, que se encuentra en el Museo de Orsay, en París, en el que también aparece la planta de digital.

Vincent van Gogh (1853-1890). El doctor Paul Gachet (1890). Museo de Orsay, París

Vincent van Gogh (1853-1890). El doctor Paul Gachet (1890). Museo de Orsay, París

Según nos explica Gargantilla, no es posible que la absenta fuera responsable de esa predilección por el amarillo que tenía Van Gogh. Pero no se puede descartar su influencia en la compleja patología del pintor, como sugería Vallejo-Nájera[2]. Y Francisco José Soto Febrer escribe[3]:

No podemos decir que la absenta sea la causa de la enfermedad del pintor, pero sí que contribuyó a empeorarla, y a perjudicar bastante su salud física, porque sí que podemos atribuirle muchos de los síntomas puramente orgánicos, tales como vértigos, dolores abdominales, vómitos, temblores, e incluso las alucinaciones visuales.

Edgar_Germain_Hilaire_Degas_012 La absenta 1876 Orsay

Edgar Degas (1834-1917). “En un café”, también llamado “La absenta” (1873). Musée d’Orsay

Finalmente, dado que Paul Gachet sólo asistió a Van Gogh durante sus últimos meses de vida, nos preguntamos si otros de los muchos médicos que le atendieron anteriormente -entre ellos el doctor Félix Rey– usaron también la digital en sus tratamientos. Habrá que investigarlo…

Vincent van Gogh (1853-1890). Retrato del doctor Félix Rey (1889). Museo Pushkin, Moscú.

Vincent van Gogh (1853-1890). Retrato del doctor Félix Rey (1889). Museo Pushkin, Moscú.

_

Referencias bibliográficas

[1] Gargantilla, P. (2015): “El Doctor Gachet”. Noticias Médicas; 4.000: 15.

[2] Vallejo-Nágera, J.A. (1979): Locos egregios. 7ª ed. Madrid, Dossat: 261-287.

[3] Soto Febrer, F.J. (2013): La patología de Van Gogh. En: Romero Coloma, A.M. y Soto Febrer, F.J.: El mundo de Van Gogh a través de su pintura y su enfermedad. Chiclana de la Frontera (Cádiz), Presea: 96.

    • Tampoco en España se enseña, Elena, al menos oficialmente, si no me equivoco.
      Pero es un detalle significativo que Van Gogh retratara a su médico, precisamente, con esa planta en la mano ¿verdad?
      Y gracias a ti, por estar aquí.

      Me gusta

  1. Hola Paco,
    al igual que Elena yo tampoco me fijé en la planta del cuadro. ¡Qué curioso! Por otra parte, se me hace difícil pensar que el uso/abuso del amarillo en su obra fuera motivado por una causa médica, pero ya se sabe… van Gogh era van Gogh.
    Saludos y volví a disfrutar del artículo (qué gozada de cuadros)

    Le gusta a 1 persona

    • Quisiera pensar que el gusto de Van Gogh por el amarillo se debe más a la explicacion que, como siempre, de forma tan acertada como documentada expone nuestra amiga Hesperetusa más abajo.
      Me alegra que hayas disfrutado con los cuadros, Francisco. Es casi lo único que he añadido al artículo original.
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Buenas noches Paco. Muy buen artículo. Los médicos podemos exagerar y a todo le queremos buscar una interpretación medica. De cualquier manera hay citas que refieren que en aquel tiempo, la digital se usaba para tratar problemas neurológicos y psiquiátricos. De tal forma que no sería raro que se usara Digital en VanGogh. También se ha sugerido que el padecimiento de fondo hubiese sido una porfiria. Les adjunto citas acerca de la Digital:
    Marmor MF, Ravin JG. The artist’s eyes. Vision and the history of art. Abrams: New York; 2009: 63-69.
    Ciszewska J, Ciszewski A. Vincent van Gogh and digitalis. Polskie Archiwum Medycyny Wewwetrznej 2013; 123: 1-2. (es revista polaca pero viene en inglés)
    Saludos y felicidades por la página

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡ Las plantas tienen su trasfondo, belleza y muerte!, muy curioso el artículo no sabía de la posible causa del amarillo fuera estas dos. Hablando de medicina y artista, hay una soprano que me encanta, Señor Doña, se trata de Ana Netrebko, cuando más jovencita más delgada, algo normal, pasa los años y es lógico que no van a estar las personas igual, pero ¿ es posible que esta soprano haya tenido problemas de tiroides?, porque no es la cantidad de peso puesto por ella, sino la cara como hinchada…tuvo ese problema tras tener a su hijo, ahora vuelve a estar un poco más delgada, pero si vemos su cara actual…eso, más hinchada. Encantadora Ana Netrebko, no solo excelente soprano sino simpática y natural nada de creída.

    Cordiales Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • No puedo, siquiera, aventurar un posible diagnóstico sobre el caso de Anna Netrebko, Teresa. Lo que sí afirmo es que se trata de una extraordinaria cantante, que me gusta mucho en ese simpático vídeo que ha tenido la amabilidad de dejarnos.

      Y, ya puestos, que le parece si la vemos con Plácido Domingo y Rolando Villazón en esta preciosa canción de Frans Lehár: Dein ist mein ganzes Herz.

      Me gusta

      • Pues que es extraordinario este vídeo con Plácido y Rolando, Ana es una estrella que brilla por sí misma. Buena elección, Señor Doña. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Siempre he sido reacio a ese poder que algunos médicos quieren atribuirse de explicarlo todo. Los amarillos de Van Goch como toda su amplia paleta no tiene por qué responder ni a su patología ni a sus tratamientos. El ser humano es simplemente extraordinario y en algunos casos genial.
    En mi opinión, lo extraordinario no es tanto su amarillo, que desde luego le encantaba, sino la capacidad de combinarlo con otros colores en pura armonía y recrear con ellos visiones subjetivas que nos enseñan a mirar de otra manera, desde dentro.
    Gracias Paco.

    Le gusta a 1 persona

  5. No digo que no haya una explicación médica, pero yo pienso que a Vicent van Gogh le gustaba el amarillo.

    El artista nace y empieza a formarse en su gris y nublada Holanda natal y también en París que no se distingue, por más que salga en las postales, por sus cielos azules y sus días despejados. Fue al marcharse a Arlés en Provenza cuando su paleta se hace luminosa, cuando le dice a su hermano Theo en una carta: “ya no copio estampas japonesas, porque cuando salgo o miro por la ventana las tengo delante”. Llega a Arlés en primavera y comienza a pintar almendros y melocotoneros en flor. Más adelante, en verano, los girasoles, que son amarillos, los trigales, pero también el verde plateado de los olivos. Para Van Gogh el sur fue el encuentro con la luz y el amarillo es el más luminoso de los colores. Fue un color detestado durante siglos (quizá tenga alguna vez tiempo de escribir sobre algo de eso) pero apreciado por lo niños…, y fue Van Gogh quien lo dignificó y le dio un simbolismo positivo.

    Le gusta a 1 persona

    • Tienes toda la razón, Hesperetusa, en este comentario tan sensato como bien documentado. No todo puede ni debe tener una explicación médica.
      Por cierto, el amarillo, que es el color de la Medicina -y no sólo por eso- es mi color preferido. Quizás sea porque soy niño todavía.😉

      Me gusta

  6. Es muy significativo y valioso lo que dice Hesperetusa: ” Fue un color apreciado por los niños…y fue Van Gogh quien lo dignificó y le dio un simbolismo positivo”, me ha gustado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: