Felix Platter

Felix Platter

En la entrada anterior se mencionaba a un médico suizo, Felix Platter, que narraba como Enrique IV, en París, llevaba a cabo la ceremonia del “toque real” para la curación de la escrófula. La figura de ese médico era entonces absolutamente desconocida para mí. Cuando esto ocurre, la curiosidad me lleva a intentar saber más… Y no es mucho; pero algo se puede decir ahora sobre él, además de reproducir algunas de las imágenes que del mismo se encuentran en Internet.

Felix Platter (o Plater) nació el 28 de octubre de 1536 en Basilea -la tercera ciudad más importante de Suiza, al menos en la actualidad, aunque probablemente también en su época- cerca de las fronteras con Francia y Alemania, y murió en la misma ciudad el 28 de julio de 1614. Su padre era el humanista Thomas Platter, maestro en varias lenguas (Latín, Griego y Hebreo, entre otras), teórico protestante y asesor político. Su medio hermano menor, conocido como Thomas Platter el Joven, también fue médico; aunque más que por su profesión se le recuerda como autor de un “Diario” escrito entre 1595 y 1600, que es, prácticamente, un antecedente de los libros de viajes, en el que cuenta su vida como estudiante de Medicina en Montpellier y sus posteriores viajes por Francia, España, Flandes e Inglaterra. Precisamente una de las anécdotas más citadas de ese libro es que allí en Inglaterra -y en compañía de su hermano mayor, por cierto- asistieron a la representación de Julio Cesar, en el teatro The Globe, por William Shakespeare, el 21 de septiembre de 1599 “a las dos en punto”… lo cual, al parecer, ha servido a los estudiosos shakesperianos para datar esta obra.

Felix Platter estudió Medicina entre 1552 y 1557 en Montpellier, donde fue discípulo de Guillaume Rondelet, que daba gran importancia a la formación en Anatomía y Botánica. Al finalizar sus estudios en la Facultad francesa volvió a Basilea para establecer su consulta. Pronto adquirió gran prestigio profesional y fue nombrado profesor de la Facultad de Medicina y arquiatra (es decir, médico principal) de la ciudad.

Felix Platter sentado en una mesa sobre la que se ven diversos instrumentos anatómicos, junto a otros dos caballeros desconocidos, y sobre las figuras de Hipócrates y Galeno. Grabado de 1656. (C) Wellcome Images. Wellcome Library. Londres

Felix Platter sentado en una mesa sobre la que se ven diversos instrumentos anatómicos, junto a otros dos caballeros desconocidos, y sobre las figuras de Hipócrates y Galeno. Grabado de 1656. (C) Wellcome Images. Wellcome Library. Londres

Entre sus investigaciones anatómicas destacan la primera descripción de un tumor intracraneal, un meningioma, y la descripción de la contractura de la enfermedad de Dupuytren, en 1614, antes que Henry Cline con su discípulo Astley Cooper identificaran la fascia palmar como causa de la misma, en 1777, y el propio Guillaume Dupuytren describiera la enfermedad que lleva su nombre, en 1831. Sobre este tema nos habla el Profesor Fresquet en su artículo “Guillaume Dupuytren (1777-1835)“, cuya lectura recomiendo.

Grabado de Abel Stimmer, fechado en 1578, que representa al médico Felix Platter

Grabado de Abel Stimmer, fechado en 1578, que representa al médico Felix Platter

Koelbing habla del interés de Felix Platter por la oftalmología; pero de su artículo no he podido leer más que el abstract. También se le atribuye una clasificación de las enfermedades psiquiátricas que muestra su interés por la patología mental. En la web de OCD History tenemos un ejemplo de ello, con un texto sobre la “melancolía“.

Cabe añadir, finalmente, la permanente dedicación de Felix Platter, siguiendo a Rondelet, su maestro en Montpellier, a los estudios botánicos. Seguramente ésta sea la razón por la que el pintor Hans Bock der Ältere le retrató en 1584 junto a diversos frutos y una planta.

Hans Bock der Ältere (c.1550-1623/1624). Retrato al óleo del médico Felix Platter fechado en 1584. Universidad de Basilea

Hans Bock der Ältere (c.1550-1623/1624). Retrato al óleo del médico Felix Platter fechado en 1584. Universidad de Basilea

  1. Hola Paco,
    bendita tu curiosidad y ganas de aprender que si por ella no fuera todavía estaría pensando que ese tal Félix Platter tenía relación con el fútbol y en concreto con la presidencia de la FIFA ¡ja, ja, ja!
    La Facultad de Medicina de Montpellier es la facultad de medicina en actividad más antigua del mundo (la de Salerno desapareció a principios del siglo XIX) y en ella estudiaron, además del personaje que nos ilustras hoy, Nostradamus, François Rabelais o Guillaume Rondelet entre otros. Creo que este centro del saber del Medievo merece un post. El grabado en el que se le ve sentado en esa mesa es para mirárselo con calma, siempre con Galeno e Hipócrates presentes.
    Abrazos y gracias por acercármelo😉

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegro de no saber nada de fútbol, Francisco… una duda menos, porque al que tú citas acabo de buscarlo ahora para conocerle…🙂
      Tienes razón en lo que se refiere a la Medicina Medieval (una gran desconocida) y a la Facultad de Montpellier en concreto. Merecerían que se hablara de ellas.
      Y sí, ese grabado es interesantísimo.
      Muchas gracias, querido amigo.
      Un abrazo, y buen fin de semana.

      Le gusta a 1 persona

  2. Sus entradas son sumamente interesantes. Hoy me detuve en la vida del doctor Dupuytren. Mi padre tuvo esa enfermedad en su mano derecha, y fué operado, logrando la movilidad perdida, porque los dedos se van cerrando sobre la palma.. Lo operó el doctor Moller de Berg, en su momento uno de los mejores cirujanos de Montevideo.Le decían la enfermedad de Dupuytren o del zapatero. A él le dijeron que era por ser jugador de pelota vasca.
    No sé si lo dicho en esa época era lo correcto.
    Un abrazo y hasta pronto.

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegro mucho de los buenos resultados en la operación de su padre, Stella. Es muy posible que, en su caso, tuviera relación con el deporte que practicaba.
      Y muchas gracias por sus amables palabras para este blog. Es un honor su presencia aquí.
      Desde el otro lado del Océano que nos une, un abrazo también.

      Me gusta

  3. La curiosidad del Señor Plater por la psiquiatría debió tener su razón de ser, hoy en día aunque no seamos psiquiatras la verdad prestamos atención a los comportamientos del ser, por qué se pierde la moralidad por ejemplo, sus causas, tendrá algo que ver con la psique seguramente, además la mente es una gran estrella desconocida pero siempre el hombre tiene gran interés por ella, por sondearla…aunque creo que siempre guardará su gran secreto.

    Estimado Señor Doña, ¿ por casualidad conoce a Jacobo Grimberg?, por casualidad leí un artículo sobre el. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: