El cólera y el Dr. John Snow (1813-1858), pionero de la epidemiología y la anestesia

El cólera y el Dr. John Snow (1813-1858), pionero de la epidemiología y la anestesia

El cólera es una enfermedad bacteriana intestinal aguda causada por el Vibrio cholerae. En los casos leves produce diarrea, mientras que en los graves aparece bruscamente una diarrea acuosa profusa, acompañada de náuseas y vómitos, que si no se trata rápidamente produce la muerte por deshidratación. Para mayor información adjunto enlaces a algunas páginas web del Ministerio de Sanidad español y la OMS.

A lo largo de la historia se han producido numerosas epidemias de esta enfermedad. En el siglo XIX llegó a Europa, probablemente procedente de la India (donde se mantiene de forma endémica), afectando primero a los países más orientales (en Hungría, entre 1830 y 1831, se había cobrado ya cerca de trescientas mil víctimas), extendiéndose luego por el resto del continente y llegando a América. Tradicionalmente se ha considerado al médico alemán Robert Koch, más conocido por ser el descubridor del bacilo de la tuberculosis (1882) y Premio Nobel de Medicina (1905), como descubridor también del bacilo del cólera en 1883. Hoy se sabe que fue un médico italiano, Filippo Pacini, quien realmente descubrió el bacilo del cólera en 1854, casi 30 años antes que el alemán; aunque los trabajos de Pacini pasaron prácticamente desapercibidos, sin la repercusión que más tarde tendría la obra de Koch. Y fue un español, Jaime Ferrán, el primero en obtener una vacuna que comenzaría a aplicar (con la oposición de muchos, que la consideraban una práctica peligrosa) en 1885.

No es cuestión banal localizar el origen de una epidemia, en este caso de cólera, porque interviniendo en el foco de origen se podrá luchar mejor contra la epidemia. El mismo año 1854 en que Pacini veía al microscopio el bácilo del cólera -sin saberlo, y por tanto sin conocer el microbio que producía la enfermedad- un médico inglés, empleando su inteligencia y su sentido común, demostró que la causa del cólera era el consumo de aguas contaminadas. Valiéndose de un mapa de Londres donde anotaba cuidadosamente los casos declarados de la enfermedad, llegó a localizar el origen de la infección en una bomba de agua existente en Broad Street, en pleno corazón de la epidemia que aquel año asolaba Londres. En cuanto se clausuró el suministro de dicha bomba de agua, la epidemia comenzó a remitir. Ese médico era John Snow, “el precursor de la Epidemiología contemporánea“.

Dr. John Snow (1813-1858). Fotografía tomada en 1857, cuando tenía 44 años de edad

Dr. John Snow (1813-1858). Fotografía tomada en 1857, cuando tenía 44 años de edad

.

Sobre la vida y la obra de John Snow no es necesario que diga más. Basta con acceder a la magnífica página que le dedica el Dr. Ralph R. Frerichs, Profesor del Departamento de Epidemiología. de la Escuela de Salud Pública, de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

Pero el Dr. John Snow no sólo fue un pionero de la Epidemiología. Su nombre ha quedado grabado también en la Historia de la Anestesia, más concretamente a la anestesia en obstetricia. Él, personalmente, administró cloroformo a la Reina Victoria en sus dos últimos partos, los de Leopoldo, en 1853, y Beatriz, en 1857. Sobre la contribución de Snow a la historia de la anestesia trata el siguiente vídeo (donde se menciona también a otro pionero de la especialidad, Sir James Young Simpson).

  1. Hola Paco,
    como explica el video que adjuntas, Simpson se llevó todos los honores pero sería Snow quien hizo más seguro el uso del cloroformo al aplicarlo a más de 4.000 personas sin producir la muerte a ninguna de ellas. El ginecólogo irlandés J.Y.Simpson usaría primeramente el éter en obstetricia, y en 1847 publicaría en Lancet el uso de cloroformo. En aquellos tiempos esto era algo demasiado novedoso para las creencias de entonces. Las personas e incluso los propios colegas médicos, defendían el parto con dolor al considerarlo como un mandato celestial y no será hasta que John Snow lo empleara en los partos de la reina Victoria de Inglaterra (esta no soportaba el dolor e incluso era una habitual consumidora de cannabis por sus dismenorreas), que se popularizará y comenzará a demandarse por muchas embarazadas, aceptándolo la opinión pública. Más tarde, los obstetras ingleses dejarán de usar el éter por el riesgo de explosión que implicaba su uso en los partos nocturnos al arder fácilmente cuando se acercaban a las velas de las casas, pasando a usarse el cloroformo. Paralelamente, en 1845 se inventarían las jeringuillas hipodérmicas por el cirujano F. Rynd, abriendo un nuevo campo al parto y a la anestesia en general, hasta nuestros días.
    Abrazos y un artículo de lo más interesante con unos enlaces recomendables al 100%.

    Le gusta a 1 persona

  2. Tenía yo unos diez años cuando asistí a un curso de verano para niños en el Museo de Historia Natural de la Ciudad de México, un curso de entomología. Nos enseñaron a colectar insectos, prepararlos y clasificarlos. Mis padres me apoyaban siempre en estos entusiasmos, y me llevaron a comprar los reactivos necesarios (según receta de los maestros del Museo): cloroformo y fenol – ¡como si compráramos aceite de oliva! Había que meter a los insectos en un frasco que contenía trocitos de corcho empapados en cloroformo, y después, ya muertos, colocarlos en una “cámara húmeda” en la que poníamos trocitos de fenol, como antimicótico. Los frascos de veneno anduvieron por casa dos o tres años. Me gustaba mucho trabajar como en el museo, superficie limpia, pipeta, pinzas – nunca tuve un accidente. Los frascos de veneno anduvieron por casa dos o tres años. Ahora

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: