Sombrero de copa

Sombrero de copa

El sombrero de copa o sombrero de copa alta, conocido también como chistera en España o galera en Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay (según Wikipedia) fue muy usado por los hombres durante todo el siglo XIX y principios del XX. Por entonces, era raro encontrar un caballero que se preciara de serlo sin su prácticamente imprescindible chistera. Incluso provocadores natos como el pintor francés Édouard Manet, el autor de obras tan polémicas como Olympia o Le Déjeuner sur l’Herbe, aparece vestido como un dandi -sin que le falte el sombrero de copa, por supuesto- cuando en 1867 le retrata Henri Fantin-Latour, en un cuadro que se encuentra en el Art Institute de Chicago.

Henri Fantin-Latour. Retrato de Édouard Manet. Art Institute

Henri Fantin-Latour. Retrato de Édouard Manet (1867). Art Institute. Chicago

.

Hoy en día, el sombrero de copa ha quedado relegado (cada vez más) a determinadas ceremonias; pero en aquella época resultaba indispensable hasta en los momentos de ocio. Sirva de ejemplo la siguiente pintura del alemán Franz Ludwig Catel que nos muestra al príncipe Luis de Baviera (en un cuadro encargado por él mismo) disfrutando con sus amigos (la mayoría artistas) de una buena jarana, el año 1824, en una Taberna de Vinos Españoles, en Roma.

crown-prince-ludwig-in-the-spanish-wine-tavern-in-rome-by-franz-ludwig-catel-1824 joseph donaghy

Franz Ludwig Catel. El príncipe Luis de Baviera en la Taberna de Vinos Españoles de Roma (1824). Neue Pinakothek. Munich

.

Ya en 1935, el sombrero de copa da título a una comedia musical, Top Hat, dirigida por Mark Sandrich, con música y letra de Irving Berlin y con Fred Astaire y Ginger Rogers en los papeles principales. A esa película pertenece, por cierto, una de las melodías emblemáticas de la famosa pareja de bailarines: Cheek to Cheek.

¿Qué no has visto ningún sombrero de copa en este vídeo? No te preocupes, que pongo otro repleto de ellos…

¿Pero a qué viene tanto sombrero de copa? -te preguntarás. Bueno… tiene su explicación. Hace tiempo que estaba pensando volver a traer aquí uno de esos juegos de investigación como los que ya hicimos antes. El otro día nuestro amigo Francisco Javier Tostado, amablemente, me lo pidió. Y si Francisco lo pide, no hace falta más.

La imagen que les dejo es ésta:

Copia

.

¿Quién es este señor con sombrero de copa y qué está haciendo?

Como es habitual en estos “juegos” los comentarios y las respuestas no aparecerán hasta dentro de unos días, dejando tiempo para participar. Gracias, por anticipado…

    • Repito lo que he dicho a nuestro amigo euclides 59: ¡Excelente Tú Lisa, yo Conda! Pero es que ambos me dejaron gratamente impresionado por su rápida y certera respuesta. Muchísimas gracias por ella y por el magnífico enlace que, enseguida, añadiré a la entrada actual…
      ¡Un cordial saludo!

      Le gusta a 1 persona

  1. No es la primera vez que lo veo pero mi juego no va a ser encontrar el original. Me dejaré llevar por mi intuición. Parece un médico (bata blanca, elegancia, tal vez del XIX), observando atenta y detenidamente a un paciente (se intuye la cama y hasta una luz en la cabecera), quizás tomándole el pulso por su actitud contemplativa. No sé quién es el pintor (¿Toulouse Lautrec?), mucho menos el médico.
    No sé en su tiempo, ahora se me antoja una descortesía no despojarse del sombrero, aunque de su porte se deduce que si de algo no es carece es de educación.
    Me gusta el juego. Gracias.

    Le gusta a 2 personas

  2. Las adivinanzas, se contestan sin saber. Pienso que es una pintura de un médico, anterior a 1900, por la camisa blanca y los impertinente. Puede estar operando o asistiendo a alguien.

    Le gusta a 1 persona

  3. Como queda evidente tras leer todos los comentarios, eludí meterme en el juego de adivinar porque es absoluto mi desconocimiento sobre el tema. No me veo tampoco buscando en internet para hacer la competencia a los que sí saben de esto, aunque quién sabe si algún día me pique la curiosidad tanto que sí lo haga.

    En cualquier caso es un placer descubrir que tus comentaristas habituales están a tu altura y sentir que me enriquece cada visita a tu espacio. Aprendo mucho y eso sí me gusta y me satisface.
    Gracias.
    Saludos extremeños.
    Mina.

    Le gusta a 1 persona

    • Efectivamente Mina, tengo la suerte de disfrutar de excelentes comentaristas. Lo son aquéllos que inmediatamente descubrieron de quién se trataba; pero también los que han aportado su intuición, su interés y, sobre todo, su amistad. Todos son mejores que yo, sin duda.
      Tú anímate… Recuerda aquéllo de “lo importante es participar”.
      Desde Andalucía, un cordial saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: