De brevitate vitae

Pudiera parecer -yo mismo lo he pensado- que en plena canícula, cuando quien tiene la fortuna de poder hacerlo disfruta la alegría de unas merecidas vacaciones, quizás no sea la época más adecuada para tratar sobre la muerte. Pero ¿acaso algún momento de la vida es ajeno a la muerte? Sin haberlo planificado previamente, en las últimas entradas de este blog se ha hablado sobre la terrible epidemia de enfermedad por el virus del Ébola que actualmente nos preocupa a todos y sobre la muerte de Bichat, el joven médico francés de importancia trascendental en la Historia de la Medicina que entregó su vida a su profesión. Las dos próximas (y éstas si estaban previstas) se referirán al centenario de la Primera Guerra Mundial, de cuyas lamentables consecuencias la humanidad no ha aprendido… y dudo que aprenda nunca. Y, por si todo ello no fuera bastante, en un solo día he perdido antes de tiempo a un compañero de Colegio, amigo desde la infancia, y a un compañero de trabajo.

Sin poder ni querer evitarlo, estos días he tenido en mente el título de una obra de Séneca, la que da título también a esta entrada, en la que el mismo filósofo cordobés menciona como fuente al padre de la Medicina, el gran Hipócrates: Vita brevis, ars longa…. Mientras, mi música ha sido el Réquiem en Do menor de Luigi Cherubini y la imagen que continuamente venía a mi mente la pintó Juan de Valdés Leal.

In_ictu_oculi

Juan Valdés Leal (1622-1690). “In ictu oculi”. Hospital de la Caridad. Sevilla

*

Para quien pueda interesarle saber más sobre las obras citadas de Séneca, Cherubini o Valdés Leal, dejo a continuación algunos enlaces de interés. Por mi parte, sólo he querido rendir homenaje a todos los que han muerto, y en especial a Antonio y Diego que ya no están.

Enlaces de interés

  • Sobre la obra de Séneca, la magnífica traducción y estudio de Francisco Socas Gavilán. Una publicación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía:

Séneca: Sobre la brevedad de la vida

  • Sobre Cherubini y su obra:

Blog Clásico

  • Sobre “In Ictu Oculi“, de Valdés Leal, encontramos interesantes referencias en dos blogs:

Arquivolta

Sit Tibi Terra Levis

  • Mucho tiene que ver el cuadro de Valdés Leal con la peste que mató a casi la mitad de la población de Sevilla y arruinó prácticamente a la ciudad más rica de España, en 1649. Por eso, me ha parecido conveniente incluir también el siguiente artículo de Carlos Azcoytia (2010):

Historia de la epidemia de peste que sufrió la ciudad de Sevilla (España) en 1649

 

  1. Se podría decir que casi le haces un “homenaje” a la muerte. Yo tambièn he perdido una prsona mucho más importante que un amigo……Personalmente nunca le he tenido medo a esa “señora” y menos aun en los tiempos que corremos que lo que impera son enfermedades tan horribles como la ébola, y siempre rodeadeos de malditas guerras Irak, Afganistán, Siria, Israel-Palestina… donde tiene la cabeza el hombre? Por lo tanto uno de mis lemas es CARPE DIEM y aunque mi salud a veces no es para tocar cascabeles, me marcho unos días de vacaciones y luego ya veremos… seguir viviendo según nos dejen.

    Le gusta a 1 persona

    • Pues sí, querida Rosa… ¿Por qué no? Esto es también un homenaje a la muerte. No está de más llevarse bien con ella.🙂
      Lamento tu pérdida; pero me alegro por tu buena disposición de ánimo y por esas vacaciones que vas a disfrutar y que deseo que sean muy felices.
      Un abrazo… y CARPE DIEM.

      Me gusta

  2. Hola Paco,
    me uno a tu tributo. La muerte no entiende de estaciones del año pero no sé porqué parece que es amiga del verano, yo también tengo la pena de haber perdido seres queridos especialmente en estas fechas. Dejando a un lado este tema, permíteme agradecerte los enlaces que aportas, siempre interesantes y útiles. Me guardo especialmente el que hace referencia a la peste en Sevilla Documentadísimo.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias, amigo Francisco.
      Me alegra que te gusten los enlaces y que puedan serte útiles. Aunque no sea imprescindible para el tema, el que trata sobre la peste de 1649, en Sevilla, me pareció tan interesante que no quise dejar de incluirlo.
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    • Gracias a ti, Manuel Jesús. Es una alegría tu presencia aquí y recibir tu amable comentario.
      Respecto a la muerte, permíteme que te remita al comentario que ha realizado el Dr. Giménez Mas (lo encontrarás un poco más abajo) que suscribo plenamente.
      Muchas gracias, una vez más y un fuerte abrazo.

      Me gusta

  3. Me gusta Francisco, que a la muerte respeto máximo y temor el justo, inteligentemente tirando al menos más bien. Más interesantes siempre al respecto los clásicos que los actuales signos en el lamento de no sabemos qué derecho frente a ella, que por nada debe llevarnos a indiferencia en nuestro fuero personal o en el de la ciencia médica. Acompaño tus sentimientos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. La sociedad de hoy quiere ignorar la muerte, hace lo posible para que no forme parte de nuestras vidas, y es un error porque ignorar esta realidad nos hace más frágiles e indefensos ante ella. La muerte y la enfermedad acompañan la vida del médico y aunque ello no nos inmuniza sí nos facilita tomar conciencia de este hecho tan incontrovertible y darle forma en nuestro personal imaginario.
    Los ’21 poemas para el largo viaje’ que publiqué recientemente en mi blog fueron la respuesta un tanto desconcertante a una pérdida encadenada de amigos que culminó con la de mi propio padre. Poemas como paquetes de un equipaje, el viaje como alegoría de la vida.
    Un fuerte abrazo en estas horas bajas. Y gracias por compartirlas.

    Le gusta a 1 persona

  5. Cuanto más mayores nos hacemos, a más funerales asistimos. A la par, nos damos cuenta de lo breve que es la vida y de lo que realmente es importante en ella.

    Lamento profundamente las pérdidas que has tenido en estos días. A mí me arrebató el verano a dos de mis mejores amigos: a uno el año pasado y a la otra hace muchos… cuando teníamos 21 años. Desde entonces procuro ser feliz en cada instante que me regala la vida.

    Te acompaño en el dolor.

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: