Pávlov leyendo

portrait-of-ivan-pavlov-1930 por Mikhail Nesterov

Mijaíl Nésterov (1862-1942). Retrato de Iván P. Pavlov (1930). Museo Estatal Ruso. San Petersburgo

Así retrató el pintor ruso Mijaíl Nesterov a su amigo Iván Petróvich Pávlov (1849-1936), el investigador de los reflejos condicionados en perros. cuyos trabajos dieron origen al desarrollo de técnicas psicológicas como el conductismo. Era en 1930, Pávlov tenía 81 años de edad, y estaba leyendo plácidamente sus libros de Medicina.

¡De mayor quiero ser como Pávlov!

Para acompañar al gran científico en su tranquila lectura… el Adagio del ballet Espartaco, de Aram Khachaturiam.

 

Anuncios

  1. Hola Paco,
    mirando el cuadro a mí también me da cierta envidia. No sé si llegaré a la jubilación (espero que sí) o si dejarán jubilarnos (al paso que vamos creo que no) pero si llego a ella la intentaré disfrutar como Pavlov. 😉
    Cinco años después de pintarle en ese cuadro murió de una pulmonía doble y hasta su último momento pidió a uno de sus estudiantes que se sentara al lado de su cama para registrar las circunstancias de su muerte y así evidenciar de primera mano las experiencias de la fase terminal de su propia vida. ¡Genio y figura hasta la sepultura!

    Un abrazo “no condicionado”.

    Le gusta a 1 persona

    • 🙂 Espero que sí, mi querido amigo, espero que llegues a disfrutar una larga y agradable jubilación… ¡y yo que lo vea!
      Muy interesante la anécdota que aportas sobre los últimos momentos de Pavlov. Eso es vocación: investigando hasta el final.
      Muchas gracias, como siempre, y… 🙂 otro abrazo “no condicionado” para ti, Francisco.

      Me gusta

  2. Sí, es la palabra, paz, sosiego, bien ganado reposo que por otra parte es activo, lee un libro mientras otro espera y debajo, un buen montón de folios, supuestamente apuntes, deducciones, su propia secreción intelectual a partir de lo leído. Me gusta especialmente esa mirada perdida, fuera del libro, fuera de cualquier objeto, ausente también del pintor que lo retrata.
    El pintor ha captado ese momento, el del pensamiento que sigue a la lectura y que hace que lo escrito, ya pasivo, se dinamice y se prolongue más allá de sus propias líneas.
    Muy hermoso cuadro, muy buena técnica. Un Paulov en paz situado también en un lugar de paz, bien soleado y en la naturaleza. Maldita pulmonía.
    Gracias y un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias, muchas gracias José Antonio. ¿Qué más te puedo decir? Me encantan estos comentarios tuyos, tan personales, fruto de tu extraordinaria capacidad de reflexión… que a mí siempre me hacen pensar.
      Gracias una vez más, querido amigo.
      Mi más sincera felicitación por tu blog recién nacido, al que con tanta ilusión espero ver crecer.
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: