Aquella publicidad…

Aquella publicidad…

En su comentario a la entrada dedicada a “Gary Cooper y el tabaco“, mi buen amigo, el Dr. José Antonio Giménez Mas, apuntaba con toda la razón:

“Por cierto, los fumadores de aquella generación, la de mi padre, la de mi abuelo, fumaban casi por obligación. Todo apuntaba a la virilidad, y hasta la sospecha de quien no lo hiciera.
La publicidad de la época hablaba por sí sola.”

Y, al hilo de sus palabras, no me resisto a mostrar aquí una colección de “saludables” anuncios en los que médicos y enfermeras somos protagonistas. Fueron publicados a finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta del siglo pasado… Sin más comentarios por mi parte.

moredoctorssmokecamels1L

06

1947-Camel-More-Doctors-Smoke-Camels-03

1950-Camel-More-Doctors-Smoke-Camels-02

2928764928_37be7637db

att00069

Camel Doctor Ads

camel_doctor

camel_doctors

camels_doctors_bigt

camels_doctors_surveywhat

camels_doctors_which 1951

camels_doctors_young_old

case_01

im858348539-Tabaco Anuncio de Camel de goantiques com

werbeeinschaltung

888341_f520

Chesterfield

fati01.07.png

fatima_nurse

nurse_1

Rialtos México

Lógicamente, visto lo visto, a nadie le extrañará la ilustración musical que he elegido para esta entrada.

En fin… para una información rigurosa sobre el tema, inserto el enlace a un artículo publicado originalmente en 1983 por el Dr. Alan Blum en New York State Journal of Medicine con el título “When ‘More doctors smoked Camels.’ Cigarrete advertising in the Journal“, traducido al español el año 2010 en la revista Medicina Social. Basta con pulsar sobre cualquiera de los enlaces anteriores para acceder directamente al artículo.

Anuncios

    • Querido Francisco, ante todo, a ti y a todos los amigos quiero pediros perdón por haber tardado tanto en responder a vuestros comentarios. Estas dos últimas semanas han sido particularmente complicadas para mí, fundamentalmente por motivos de trabajo, y eso me ha obligado a ausentarme nuevamente del blog.
      Como tú, y a pesar de tenerlos en los archivos hace ya algún tiempo, yo también quedo impresionado todavía cuando veo estos anuncios. Dices bien, Francisco: “¡Cómo cambian los tiempos!”. Y yo añado: Al menos en esto, para bien.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Me gusta

  1. Simplemente que existiera una publicidad así parece increíble. Los efectos dañinos de el tabaco ya tenían que verse diariamente en las consultas médicas y los hospitales. Y siempre una sonriente y guapa joven con su “zona T” no afectada, y claro, sin las arrugas tan feas que aparecen también por fumar, aunque ese podría ser el menor de los efectos secundarios… y sin embargo verse constantemente.
    Gracias por poner el artículo de Medicina social, lo van a leer alguna personas de mi entorno. He aquí otra que no ha fumado jamás, ni por probarlo en bodas, que siempre se quedad el cigarrillo sin encender. Aunque pasivamente mucho, desde mi propia casa hasta cuando en los trenes que aún tenían vagones de fumadores se agotaban los billetes en los de no fumadores…, que tortura era aquello.

    Le gusta a 1 persona

    • Seguramente, como bien dices, mi querida Hesperetusa, los efectos nocivos del tabaco ya se verían entonces en las consultas médicas; pero eso serviría de poco si -incluso por los médicos- se desconocía que el tabaco era la causa de cánceres, enfermedades respiratorias y cardiovasculares, y otras… Y dogo esto sabiendo que existían estudios médicos bastante anteriores (tengo copia de algunos de esos artículos) que ponían de manifiesto los daños sobre la salud que causaba el tabaco. Evidentemente, desde el punto de vista económico, aún no interesaba que se supiese la verdad. La industria era muy potente…
      Por otra parte, amiga mía, has traído a mi memoria aquellos trenes a los que haces referencia… 🙂 ¡Qué tiempos!
      ¡Un fuerte abrazo, Hesperetusa!

      Me gusta

      • Eres ejemplar amable, seguro; espero me disculpes las distracciones a tener, que entraré en un tiempo de descanso y atención al libro de poemas que pronto verá la luz del sol. Pero trataré de no perderme mucho.
        Otro muy fuerte, Francisco

        Me gusta

      • No hay nada que disculpar y sí mucho que agradecer, mi estimado Al.
        Eso sí, espero tener noticia pronto de que ese libro de poemas ha visto la luz del sol y, por supuesto, me gustaría leerlo.
        Otro abrazo fuerte, amigo.

        Me gusta

    • Tienes toda la razón, Elena. Aún hoy podemos pensar lo mismo… Cuando algo se niega de manera rotunda y reiterada, seguramente, es porque es verdad. Aunque los publicistas son muy inteligentes… y saben muy bien como llegar a su público.
      Gracias por tu siempre apreciada presencia, y un cordial abrazo.

      Me gusta

  2. Resulta muy impactante saber que no hace tanto en el tiempo, existía publicidad de este tipo…
    También recuerdo que los niños fumábamos en las bodas y tomábamos vino en las comidas desde pequeños, aunque eso sí, mezclado con gaseosa…
    Una muestra más de lo que avanzamos sin darnos cuenta; de cómo pasa la vida de rápido.
    Un abrazo, Paco.
    Y mil gracias por compartir.

    Me gusta

    • ¡Laura, Laura! ¿Qué me cuentas? ¿De verdad tú fumabas en las bodas y tomabas vino con gaseosa en las comidas? Pero, chica, con tu edad -porque eres una chiquilla- eso fue ayer mismo… ¡No me lo puedo creer!
      Bromas aparte, Laura amiga, como siempre tienes toda la razón… y la vida pasa deprisa, casi sin darnos cuenta. 🙂
      Otro beso grande. Ya sabes que me encanta tenerte aquí.

      Me gusta

  3. Increíbles muestras de la publicidad de la época. Sobre aquello de la hombría hay que recordar que todas las imágenes de la propaganda de cierta marca (Marlboro) en la cual se exalta el caracter del cowboy macho. (aunque Brokeback mountain le hizo otra cosa a esa imagen)
    Saludos.

    Me gusta

    • Recuerdo perfectamente los anuncios de la marca que cita, martincx… y es bien sabido que el actor protagonista falleció a causa de un cáncer de pulmón. Y que verdad es que todo ha cambiado mucho, afortunadamente.
      Muchas gracias por el comentario, martincx, y reciba también nuestra más cordial bienvenida.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: