Yael mata a Sísara

Artemisia Gentileschi 1620

Artemisia Gentileschi (1593-1656)

Sísara, el general cananeo ha sido derrotado por las tropas israelitas comandadas por Barac, y acude a esconderse, confiado, a la tienda de Yael, una nómada no israelita cuyo marido (al que parece no tener muy en cuenta) ha establecido alianza con los cananeos. Sísara, agotado, le pide agua y cobijo. Yael le da leche, lo acuesta, lo cubre… y le clava en las sienes una estaca de las que servían para sujetar la tienda. Se cumple así la profecía de Débora, la profetiza y juez que había llevado a los israelitas a la batalla. El enemigo no muere por la espada de Barac sino a manos de una mujer…”

Encontramos esta historia que tanto ha atraído a pintores de todos los tiempos, pero sobre todo en el Renacimiento y el Barroco, en los capítulos 4 y 5 del Libro de los Jueces, en la Biblia. Ciertamente habría mucho que hablar sobre este tema que se iniciaba en la entrada anterior, a modo de juego, y al que tan amable como acertadamente han respondido algunos muy estimados amigos; habría que hablar, sobre todo, desde el punto de vista ético… por la actitud engañosa de la protagonista. Pero, como complemento a esa entrada, simplemente traigo ahora parte del texto al que hemos hecho referencia; algunos ejemplos -sólo una pequeña muestra- de los muchos cuadros que existen sobre el tema (como en todos se repite el momento en que Yael mata a Sísara solamente se menciona el nombre del pintor, o la pintora, como es el caso de la gran Artemisia Gentileschi, cuya obra da inicio a esta entrada, y famosa por su impresionante representación de la muerte de Holofernes a manos de Judith… es decir, una experta en la materia); y finalmente un enlace que me ha parecido de interés para quienes quieran saber más sobre el tema.

“Sísara huyó a pie hasta la tienda de Yael, esposa de Jéber, el quenita, pues había paz entre Yabín, rey de Jasor, y la casa de Jéber, el quenita. Yael salió al encuentro de Sísara y le dijo: ‘Acércate, mi señor, acércate a mí, no temas’. Entró en su tienda y ella lo tapó con una manta. Él le pidió: ‘Por favor, dame de beber un poco de agua, pues tengo sed’. Ella abrió el odre de leche, le dio de beber y lo tapó de nuevo. Él le dijo: ‘Ponte a la puerta de la tienda, y si viene alguno y te pregunta: ¿hay alguien aquí?, le responderás: no hay nadie’.

Yael, esposa de Jéber, agarró una estaca de la tienda y tomó el martillo en su mano, se le acercó sigilosamente y le clavó la estaca en la sien hasta que se hundió en la tierra. Y él, que estaba profundamente dormido y exhausto, murió. Entre tanto, Barac venía persiguiendo a Sísara. Yael salió a su encuentro y le dijo: ‘Ven y mira al hombre que buscas’. Entró en la tienda: Sísara yacía muerto con la estaca en la sien.”

[Jue 4: 17-22]

818px-Palma_il_Giovane_Giaele_uccide_Sisara

Palma el Joven (1548-1628)

Felice Ficherelli-597964

Felice Ficherelli (1605-1660)

Gregorio_Lazzarini_001

Gregorio Lazzarini (1655-1730)

1110px-Jacopo_Amigoni_002

Jacopo Amigoni (1682-1752)

Francesco Trevisani 1656 1746 Jael y Sísara

Francesco Trevisani (1656-1746)

Para quien le interese saber más sobre el tema, dejo a continuación un par de enlaces que -en mi modesta opinión- pueden servir como fuente de conocimiento y reflexión:

EFETA: Débora y Yael

Isabel Gómez-Acebo: Débora y Yael

Anuncios

    • 🙂 …Y yo que estoy completamente de acuerdo contigo, querida Elena… 😉
      Intento “ponerme” en la época… más de mil o mil quienientos años antes de Cristo… pero no puedo evitar el rechazo que me produce la acción de esta “mujer fuerte”.
      Gracias, una vez más, por tu apreciada presencia aquí y por tu sincera opinión. ¡Un abrazo!

      Me gusta

  1. Hola Francisco,
    ¡Misterio desvelado! Desconocía esta historia del libro de los Jueces así como la existencia de los cuadros que nos has presentado. De ellos me quedaría con el del post anterior. Muy interesante, desde el punto de vista histórico, el link de Isabel Gómez-Acebo.
    Un saludo,
    Fco. Javier Tostado

    Me gusta

    • Gracias Francisco Javier, amigo. Yo tampoco conocía la historia. Encontré el cuadro al que te refieres, que también es mi preferido sobre el tema que nos ocupa, en una de esas “navegaciones sin rumbo” con las que -con más frecuencia de la debida- me “entretengo” en Internet y me impresionó tanto que busqué a que se refería… Gracias también por la mención al enlace. Creo que es mejor dar la palabra a los que saben.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. Violencia y erotismo, la sensualidad está presente en todas estas mujeres. Engaño y seducción, eros tanatos… Siempre Freud.

    Me gusta

    • Sí, José Antonio, amigo, tienes razón… ¡Qué cerca suelen estar! Y reconozco que, aunque no sea yo muy freudiano -precisamente- es inevitable referirse al padre del psicoanálisis cuando tratamos estos temas. No obstante -digo yo- más que a Tánatos (la personificación de la muerte sin violencia, que toca suavemente a sus elegidos) vemos aquí la acción de sus hermanas las Keres, esos “seres oscuros, con dientes y garras rechinantes, sedientos de sangre humana” que sobrevuelan los campos de batalla… Ellas personifican la muerte violenta, como ésta del traicionado Sísara.
      Muchas gracias por tus comentarios y por tu siempre estimada presencia.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  3. Lo que aprendo contigo, querido amigo. Desde luego es apasionante la historia…
    No hay que fiarse nunca del todo de nadie; nunca terminamos de conocer a las personas.
    Un beso y mil gracias por difundir cultura. ¡Hace falta mucha gente como tú!

    Me gusta

  4. También Judit, a quien dediqué una entrada hace un año ya, cuando vuelve a Betulia con la cabeza de Holofernes, también dice lo mismo que Yael, que el enemigo ha muerto por mano de mujer.
    Débora, Yael, Judit y Esther, las “mujeres fuertes” del antiguo testamento, pero solo las tres últimas, son las que han tenido más éxito en el arte.

    Me gusta

  5. Mi enhorabuena, como siempre , doctor Doña por tan valiosos conocimientos repartidos y expandidos a través de tus blogs, tan cuidadosamente elaborados en su fondo como ilustrados en su forma.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: