Ni cigüeña ni París: la Santísima Trinidad

Olvidemos de una vez eso que nos cuentan… que a los niños los trae la cigüeña, o que vienen de París. Como decía el otro: “es falso de toda falsedad”.

En efecto, si nos atenemos a la imagen del siglo XV que se puede ver a continuación (un exvoto, posiblemente, aunque no he podido confirmarlo) la gracia de una nueva vida tenemos que agradecérsela a la Santísima Trinidad.

Una pareja en la cama niño Trinidad Siglo XV

Anuncios

  1. ¿Cuáles son los datos de la pintura?

    Si esta pintura es un exvoto, es posible que fuera de una matrimonio desesperado por no tener hijos, en que al final llegó el hijo tan esperado. Tratamientos de fertilidad en el siglo XV no había, bueno tratamientos eficaces. Lo que había eran todo tipo de prácticas supersticiosas y de médicos con hierbas y demás tienes que tener abundante información.

    A mí me parece una pintura muy simpática, donde el hombre el hombre, además, mira sorprendido, al niño que se dirige hacia ellos. Mira pero no ve, que ese es un código que hay que respetar, como no ve a la Trinidad, que ha estado presente en el momento de la concepción.

    Reitero de nuevo mi alegría por las nuevas publicaciones, aunque el verano no es precisamente propicio para estas cosas. Las visitas, y por lo tanto las lecturas, descienden a mínimos especialmente en blogs como el mío que ya de habitual tienen pocas.

    Me gusta

    • Desafortunadamente, mi querida Hesperetusa, los únicos datos que tengo de esta pintura son que es alemana y del siglo XV. La vi casualmente en Facebook y me llamó la atención lo suficiente como para traerla aquí. Lamento no poder aportar más datos, me gustaría… Por eso me he tomado esta entrada de forma más lúdica que otra cosa.
      Pero, aún sin datos, tu comentario resulta tan interesante como siempre. Y me ha gustado especialmente esa alusión al varón que mira pero no ve… algo que ocurre, por cierto, en numerosas ocasiones.
      Gracias por tanto como enriqueces este humilde blog, y por esa amabilidad tuya conmigo que tanto aprecio.
      ¡Un abrazo, amiga!

      Me gusta

  2. Es una pintura como mínimo, curiosa…
    Me he quedado mirándola un buen rato y cada vez me gusta más.
    Un beso, Paco.
    Y gracias por compartir.

    Me gusta

    • Gracias amiga Laura. Ya ves… es una de esas pinturas que pasan por delante de mis ojos, que me sorprende, y que quiero conservar utilizando para guardarla este blog. Me gustaría saber más de ella. Aunque -como ocurre tantas veces- en este caso sea más lo que se puede imaginar que saber a ciencia cierta.
      Un beso grande, amiga.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: