La “incapacidad laboral” de Vivaldi

La “incapacidad laboral” de Vivaldi
Vivaldi supuesto retrato

Retrato de un violinista veneciano del siglo XVIII
obra de François Morellon de la Cave (1723)
Aunque discutido por algunos, se ha considerado que representa a Vivaldi
Museo Internacional y Biblioteca de la Música. Bolonia. Italia

Antonio Lucio Vivaldi (Venecia, 4 de marzo de 1678 – Viena, 28 de julio de 1741) era conocido como “il prete rosso” (“el cura rojo”) y no por su ideología política, lógicamente, sino porque era sacerdote católico y pelirrojo. Lo del color de su pelo era una característica genética familiar. En cuanto a su carrera eclesiástica, se sabe que fue ordenado sacerdote en 1703 y continuó siéndolo hasta su muerte; aunque sólo un año después de su ordenación fue dispensado de celebrar misa (se le concedió -si se me permite decirlo así- una “incapacidad permanente parcial” para su profesión sacerdotal) a consecuencia de una enfermedad pilmonar, posiblemente asma. No sé como le calificaría el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) en la actualidad; pero lo cierto es que su enfermedad no le impidió viajar ni, sobre todo, componer su inmensa obra musical (cerca de ochocientas composiciones, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y 46 óperas).

Doy las gracias a mi querido amigo, el Dr. Carlos Márquez Espinós, que a sus muchos méritos en los campos de la Anestesia y Reanimación, el Tratamiento del Dolor y muy especialmente -en lo que a mí respecta- en la Historia de la Medicina, une el de “melómano empedernido”: él fue quien me dio a conocer este delicioso Concierto para dos mandolinas… del que podemos escuchar ahora el “Andante”.

Anuncios

  1. Parece que la incapacidad, que existiría, no es que le diera el ataque de asma en medio de la misa, sino que le venían a la mente las melodías, las orquestaciones, la música. Vamos que lo que tenía en medio de la misa eran más bien ataques de inspiración que no quería dejar escapar.

    Me gusta

    • ¡Ja,ja,ja,ja! Perdón por no haber respondido antes a este comentario, mi querida Hesperetusa. Es de la época en que no pasaba mucho tiempo aquí. Pero me alegro de haberlo encontrado hoy, me he reído a gusto con él…
      Y sí… debería ser como dices. Vivaldi “cantaba” misa… 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: