María Inmaculada

Bartolomé Murillo (1617-1682). La Inmaculada Concepción de losVenerables o de Soult (1678)Óleo sobre lienzo. 172 x 285 cm.Museo Nacional del Prado, Madrid

Bartolomé Murillo (1617-1682). La Inmaculada Concepción de los
Venerables o de Soult (1678)
Óleo sobre lienzo. 172 x 285 cm.
Museo Nacional del Prado, Madrid

Hoy es su día… el día de la Inmaculada Concepción. Y pocos han representado a María Inmaculada como lo hiciera el pintor sevillano Bartolomé Murillo en un buen número de ocasiones. La que ahora vemos fue un encargo de Justino de Neve para el Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla. Al mariscal Soult, cuyo nombre también se le da, no le cabe otro “mérito” para ello que ser el autor de una rapiña -más por codicia que por buen gusto, creo yo- y llevársela a Francia, en 1813, cuando se retiraron sus tropas vencidas en la Guerra de la Independencia. Afortunadamente, en 1941, esta Virgen volvió a España, su patria, y actualmente se encuentra en el Museo del Prado.

En honor de la Virgen Inmaculada, para celebrar su fiesta y felicitar a todas las que llevan su nombre y a los estudiantes de Farmacia (que también es su patrona), concluimos con el soberbio Magnificat de Bach para solos, coro y orquesta.

 

Anuncios

  1. La Virgen María como Inmaculada Concepción es una iconografía relativamente “reciente”, es decir tarda siglos en ser representada de esa manera porque durante siglos hubo controversias…, y enfrentamientos entre los defensores de una postura u otra, como franciscanos y dominicos. Sin embargo, ya aparece su fiesta el 8 de diciembre en la Leyenda Dorada en el siglo XIV..
    El gran pintor de la Inmaculada en el siglo XVII es Murillo pero dudo que mucha gente sepa que parte del motivo sale de un pasaje del Apocalipsis, el capitulo 12: “Y una grande señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” esta figura femenina se ha identificado con la Virgen María y las Inmaculadas suelen llevar las doce estrellas y la luna, como creciente normalmente, está a los pies..Además, en las Inmaculadas de Murillo se suele unir al tema el de la Ascensión…, tambien en controversia durante siglos pero más representado.
    Una figura poética, ambigua, del finales del siglo I d.C. pero los artistas son hijos de su tiempo. A mí me gusta de Murillo la Inmaculada “Colosal” del Museo de Bellas Artes de Sevilla. Une la Ascensión con la mujer vestida de sol del Apocalipsis, pero pisa una luna galileana.

    Me gusta

  2. Muchísimas gracias, Hesperetusa, por tu interesante comentario. Estoy preparando un estudio, que aparecerá aquí poco a poco y sin demasiado orden, seguramente, sobre la relación entre Murillo y la Medicina. La Inmaculada me ha dado pie a ello, aunque yo no sea creciente lunar, ni serpiente…
    Y muchas gracias, también, estimada amiga, por ayudarme a pasar la “travesía del desierto” que supone empezar un nuevo blog… No imaginas cuánto lo agradezco.
    ¡Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: