Rock Hudson

Rock Hudson (1925-1985)

El 17 de noviembre de 1925 nació en Winnetka, un pueblecito de Illinois, Roy Harold Scherer Jr. Con el tiempo, y el nombre de Rock Hudson, llegaría a ser el símbolo de la belleza masculina. Luego, muy a pesar suyo, pero con dos coj…s, se convertiría en el símbolo de la lucha contra la gran plaga de finales del siglo XX: el SIDA.

Quede aquí su imagen como homenaje a quien creo que era -sobre todo- un hombre bueno.

Y hoy que recuerdo a Rock Hudson no he querido que faltara a su lado la presencia de Doris Day, compañera de trabajo durante muchos años y amiga fiel hasta el final (aunque las malas lenguas decían que “se llevaban a matar”).

Doris Day y Rock Hudson en “Confidencias a medianoche” (1959)

Para los interesados en la historia del SIDA, les dejo al final un muy recomendable especial de elmundo.es y elmundosalud.com, con textos de Javier Marco y Raquel Barba, y diseño de Juan Jesús Gómez:

SIDA. HISTORIA DE UNA NUEVA ENFERMEDAD

Anuncios

    • Muchas gracias querido José Julio, amigo y responsable del “parto” de este nuevo blog, en el que llevaba tiempo pensando porque quería estar presente también en WordPress… Pero nació una noche en la que -por lo que fuera- no podía dejarte un comentario desde Blogger y, ni corto ni perezoso, di a luz este blog que, desde ya, como sus hermanos, crecerá a su libre albedrío…
      ¡Un fuerte y agradecido abrazo, amigo mío!

      Me gusta

  1. En los últimos tiempos, gracias a los canales de cable, he podido ver Confidencias a medianoche, que supera con mucho a la imitación o remake que hicieron de ella hace pocos años. Rock Hudson parece ser un gran actor de comedia o melodrama, en Sólo el cielo lo sabe de Douglas Sirk está insuperable. En los ños 50 se hacía otro tipo de cine. No lo recuerdo en peliculas posteriores o en papeles de acción o dramáticos.

    Exploraré con detenimiento el enlaze sobre el monográfico del SIDA. Aunque ahora trabajo con la peste negra no hay clase donde no surja una pregunta sobre el SIDA.

    Me gusta

  2. La verdad es que Rock Hudson no es uno de mis actores preferidos, Hesperetusa. Mi icono cinematográfico masculino siempre ha sido Gary Cooper, al que Pilar Miró elevó a los cielos. Más tarde fueron Clint Eastwood (a quien siempre di el mérito que otros no le han concedido hasta después) y el por todos respetado Harrison Ford. Últimamente, además, me atrae especialmente la obra de Humprey Bogart; quizás por sentirme tan identificado con él: fumador empedernido, borrachín y sinvergüenza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: